Luis del Olmo: «Espero que pase muchos años en la sombra»

El ex asesor fiscal del periodista se enfrenta a 12 años de prisión por desviar alrededor de 15 millones de euros de sus empresas

Luis del Olmo tenía plena confianza en su administrador
Luis del Olmo tenía plena confianza en su administrador

El ex asesor fiscal del periodista se enfrenta a 12 años de prisión por desviar alrededor de 15 millones de euros de sus empresas

La Audiencia de Barcelona inició ayer el juicio contra Rogelio Rengel, el que fue amigo íntimo y asesor fiscal del veterano periodista Luis del Olmo durante casi 40 años. El ex editor de la revista deportiva «Don Balón» y administrador de varios patrimonios se ha sentado en el banquillo de acusados cinco años después de su detención por los Mossos d’Esquadra a finales de agosto de 2011 en el marco de una operación sobre desvío de dinero de varias sociedades, entre las que se encontraban las del locutor de radio y su esposa, Mercedes González.

«Espero que pase muchos años a la sombra», sentenció Del Olmo a su llegada al Palacio de Justicia barcelonés, en el que pocos minutos después su ex administrador reconocía que desvió 3,7 millones de euros de las empresas del periodista aunque no para su beneficio personal, sino con el fin de solventar las pérdidas económicas de la editorial que administraba («Don Balón»)y que finalmente acabó en concurso de acreedores en diciembre de 2011, según EFE. No obstante, la cifra que confiesa no se ajusta a la de la Fiscalía, que le acusa de haberse apoderado de un total de casi 15 millones: 8,9 extraídos de las cuentas bancarias de la sociedad Producciones Lumer, y otros 5,4 de la Sociedad Profesional de Periodismo, ambas pertenecientes al radiofónico y su mujer.

w autorización «tácita»

A pesar de la indignación del comunicador, que asegura «no tener ninguna esperanza» de recuperar el dinero y afirma «no haber recibido nada» de las sumas presuntamente sustraídas, Rengel hizo saber ayer al tribunal que en todo momento contó con la autorización «tácita» de Del Olmo, alegando el estrecho vínculo de amistad que les unía. Sin embargo, el periodista –retirado de las ondas hace ya tres años – explicó que «tenía una confianza tan ciega en él» que ni siquiera le exigía que le rindiera cuentas por la gestión de sus bienes. Una «confianza plena, como la que puedo tener en mis hijos», recoge EFE. Según Del Olmo, la táctica de Rengel –para el que pide 25 años de cárcel– habría consistido en llevarle los documentos y cheques con los que enmascaraba las salidas de dinero como inversiones durante las entrevistas que él realizaba en la radio, para que así los firmara sin tener tiempo de leerlos detenidamente.

El conductor del longevo programa radiofónico «Protagonistas» reconoce que se percató de que Rengel le había robado a raíz de su detención en 2011, cuando la esposa de éste se presentó en su casa para confesarle que su marido no sólo había hecho desaparecer dinero de sus empresas, sino que también había dejado a ella y sus hijos sin nada. Del Olmo explica que fue Rengel quien le propuso administrar sus bienes, a lo que él accedió de inmediato al parecerle una persona «decente y honesta», recoge EFE. Su amistad fue tal que el hoy acusado es padrino de uno de los nietos del periodista.

La Fiscalía acusa al gestor de haber estafado también a otras personas de su confianza, cuyos bienes habría administrado para luego quedarse presuntamente con una parte del dinero correspondiente a las inversiones que administraba.