Espinete sí existe

La1 estrena mañana un espacio sobre los recuerdos del pasado conducido por Eduardo Aldán y dirigido por Flipy

Aldán y Espinete proponen un viaje al pasado para recordar nuestra infancia
Aldán y Espinete proponen un viaje al pasado para recordar nuestra infancia

La1 estrena mañana un espacio sobre los recuerdos del pasado conducido por Eduardo Aldán y dirigido por Flipy

En los recuerdos de cada uno, los de la niñez ocupan un lugar especial en nuestra memoria. Los bocadillos de pan con chocolate, jugar en la calle, las diferentes canciones que se entonaban saltando a la comba o jugando a la goma permanecen en la retina de gran parte de los españoles a la par que las escenas de programas como «Los payasos de la tele», «Un, dos, tres», «Oliver y Benji», del mismo modo que juguetes como Lego o el Blandiblub. Con el paso de los años los mitificamos y aunque nos demos cuenta de que no era tan buenos como pensábamos, nos gusta recordar «quizá porque lo vemos a nuestro alrededor no nos gusta tanto y creemos que lo anterior era mejor aunque no tiene por qué ser así. Y eso puede ser divertido, es un humor sin maldad, con mucha inocencia», reflexiona Eduardo Aldán, el presentador del nuevo espacio de La1 «Espinete no existe», que se estrena mañana a las 00:05 horas.

- Viaje al pasado

Este espacio recibe el nombre del espectáculo teatral de Aldán que ha permanecido en taquilla durante once años. Es un viaje en el tiempo que combina historia, nostalgia y humor a través del archivo de RTVE, donde tanto Aldán como Flipy, el director del espacio, afirman que «hemos descubierto cosas muy curiosas, que ahora sería impensable que una cadena las emitiese como referencias sexuales o machistas». Este viaje al pasado se estrena como conmemoración de los 60 años de TVE y por el momento contará con ocho capítulos, «aunque tenemos guardados un montón de recuerdos y secciones por si continuamos», afirman ambos esperanzados.

Cada semana, el espacio recibirá a dos invitados de distintas generaciones que desvelan los tres recuerdos que les gustaría conservar para siempre «de manera que cada programa es diferente porque tienen distintas fechas de nacimiento y sus recuerdos no son los mismos», explica Aldán, quien confiesa que él, más que el presentador, es «un anfitrión que no dejo de jugar porque esos recuerdos también son los míos».

«Espinete no existe» cuenta con diversas secciones y colaboradores que ayudarán al espectador a evocar su infancia con imagénes, juguetes o incluso canciones. Aldán comienza con un monólogo en torno a un objeto que tuvo su época dorada pero que desgraciadamente cayó en el olvido. En esta ocasión será el Blandiblub, esa masa viscosa y de color verde que se pegaba a las paredes. En «Efemérides», Raúl Pérez repasará los acontecimientos más relevantes del año en el nacieron los invitados, de manera que mañana, como estarán invitados los actores de «Olmos y Robles» Rubén Cortada y Pepe Viyuela, el imitador hará de Íker Jiménez rememorando 1984 y 1963. «Don Naftalino» correrá a cargo de Agustín Jímenez, que interpretará a un personaje convencido de que cualquier tiempo pasado fue mejor, mientras aporta una visión de los cambios en las costumbres de los españoles en las últimas décadas. Otras de las secciones serán «Cinexín», conducida por Flipy, «El momento histórico» o «El Olbidón», donde recurrirán a un bidón al que arrojarán muchos recuerdos que no merecen la pena.

Pero, sin duda, la parte más tierna será el final, donde en cada entrega se emitirá una tira contando la vida de Espinete, ese enorme erizo rosa, símbolo de la inocencia de la infancia, «desde su nacimiento hasta que entra en ‘‘Barrio Sésamo’’ y qué pasó con él desde su salida», explica Flipy. «Además –apunta Aldán–, resulta muy emocionante porque quien está dentro es Chelo Vivares, la actriz que dio vida al personaje». Aldán afirma que Espinete «era un niño como nosotros y daríamos lo que fuera por compartir con él esas tardes». Este documental sobre la vida de Espinete cuenta con numerosos cameos de actores conocidos que muestran la parte más desconocida de la vida de este entrañable personaje. Al final de esta temporada, tal y como revela Aldán, «Espinete aparece en plató demostrando que sí que existe».