La mafia entra en la guerra por los lunes

LaSexta estrena mañana «Gomorra», que tendrá como rivales a «Isabel» y «El Chiringuito de Pepe»

Extrañados por la aparente tranquilidad de la otrora bulliciosa primera semana de televisión en España. Desde mañana todas las cadenas le ponen las pilas al mando de programar y veremos uno de los lunes más luchados en la parrilla desde hace años. La gran apuesta de este año serán las series de ficción, ya sean nuevas temporadas de viejas conocidas o sorprendentes y muy variadas incorporaciones. Telecinco apostará todas sus cartas de «prime time» al estreno de los últimos capítulos de la primera temporada de «El Chiringuito de Pepe», comedia protagonizada por Santi Millán, Jesús Bonilla y Dafne Fernández, entre otros, y en el que Sergi Roca se complicará la vida para satisfacer al crítico gastronómico más exigente de España, Fermín Pons (Carlos Santos). Por su parte TVE lanza la tercera y última temporada de «Isabel», mañana a las 22:30 en La 1, con más de 20 nuevas incorporaciones a su elenco. Atresmedia es el grupo mediático que ofrecerá la más variada selección de ficción nacional y extranjera. Aparte del estreno el lunes en laSexta de «Gomorra», en los próximos meses está prevista la llegada de grandes ficciones, de éxito asegurado, como «Refugiados», en coproducción con la CNN, y «Bajo sospecha».

En las entrañas de la Camorra

Éste puede ser el año de laSexta, que ha planificado unos estrenos muy acordes con el perfil de su público. «Gomorra» (un juego de palabras entre la ciudad bíblica y la Camorra) será uno de ellos y hará su aparición en público mañana en «prime time». Esta coproducción de Sky Cinema, Cattleya, Fandango y La 7 y Beta, es la adaptación a la pequeña pantalla de la controvertida novela de Roberto Saviano. Emitida en el canal de pago Sky Atlantic en mayo, alcanzó en el doble episodio de estreno los 700.000 espectadores, cifra que dobla la audiencia normal de la cadena. La serie, de 12 episodios de una hora de duración aproximada, narra el enfrentamiento en Nápoles entre dos clanes de la mafia italiana, los Savestano, al mando de Pietro, y los Conte, bajo la batuta de Salvatore. El punto de vista de la trama recae en Ciro, uno de los hombres de confianza de la Camorra, que jugará en ambos bandos para hacerse con el poder, que incluye el control del puerto de la ciudad, en el que se manejan todo tipo de mercancías y que son el sustento de estas organizaciones. Se trata de una adaptación más libre que la que hizo Matteo Garrone en 2008 para la gran pantalla, que fue galardonada con cinco premios del Cine Europeo, siete David de Donatello y el gran premio del Jurado del Festival de Cannes.

La serie ya ha sido vendida para su emisión a más de 50 países. En los primeros episodios conoceremos a los protagonistas, incluidos la mujer –que tendrá que demostrar que puede gestionar al clan– y el hijo de Pietro –que está llamado a convertirse en el sucesor de su padre–, que serán piezas fundamentales cuando comience la guerra en esta producción que goza de mucho realismo, con escenas muy impactantes. Parte del éxito de la serie está en la interpretación de sus actores, poco conocidos, como Marco D'Amore, Fortunato Cerlino, María Pia Calzone, Salvatore Esposito, Marco Palvetti y Domenico Balsamo, entre otros. La serie disecciona cuidadosamente la vida, no sólo de aquellos que pertenecen a cualquier actividad delictiva, hasta hacerlos familiares y ver que tampoco disfrutan de una existencia tranquila, sino que también cuenta la desdicha de aquellos que han tenido la desgracia de compartir barrio con los mafiosos. El rodaje se llevó a cabo en los escenarios reales de la trama en Nápoles –autopistas anónimas, trozos de desierto urbano y la Vele di Scampia, un decadente proyecto de viviendas de la década de los 60 vinculadas al crimen organizado–, Barcelona, Milán y Ferrara. Algunos críticos apuntan que es una mezcla amable entre dos de los éxitos de la cadena HBO, «The Wire», de la que entresaca su visión de la violencia y la corrupción, y la mítica «Los Soprano», por su radiografía de los entresijos y problemas dentro de la familia protagonista y que marcarán el devenir de la trama.