Parrillas con premio seguro

Distintos canales en abierto y de pago calientan este fin de semana la retransmisión de la ceremonia de los Oscar con la emisión de hasta más de veinte películas que han ganado estatuillas

Distintos canales en abierto y de pago calientan este fin de semana la retransmisión de la ceremonia de los Oscar con la emisión de hasta más de veinte películas que han ganado estatuillas

Da igual que la ceremonia supere con holgura las tres horas y media y que el espectador se quede amodorrado entre los discursos del ganador de las estatuillas a la Mejor Edición de Sonido y al Mejor Montaje. La gala de los Oscar es uno de los acontecimientos televisivos del año. Sin embargo, en España los canales están dando una vuelta de tuerca para que el evento no se quede en la alfombra roja y la emisión de los premios desde el Dolby Theatre, que se podrá ver en directo y en exclusiva en Movistar Estrenos. Así, varios canales de pago siembran sus parrillas con películas que han sido premiadas.

RTVE, en la pregala

La corporación va a utilizar sus distintos canales. Hoy, La 2, a las 22:00 horas, programa «La gran belleza» (2013), que fue galardonada en la categoría a la Mejor Película en Habla no Inglesa. Mañana en «Versión española» se podrá ver «Timecode» (2016), de Juanjo Giménez, que opta en esta edición al premio al Mejor Cortometraje. El Canal 24 horas, desde las 22:00 horas hasta las 1:35, ofrecerá el domingo un especial que cubrirá la llegada a la alfombra roja. Por su parte, RNE tiene preparado para la madrugada del domingo «De película», que estará en antena desde las 02:00 hasta las 06:00. Conducido por Yolanda Flores, contará con la participación de Anele Onykwere, uno de los montadores de «La La Land», y Marcos Fajardo, que ha recibido un Oscar técnico por la creación del software «Arnold», que se utilizó en «Gravity».

El maratón de TCM

Consagrado al cine de calidad y con la mejor oferta de películas clásicas, el canal ofrece el sábado un maratón a partir de las 13:20 horas y hasta las 22:00. Bajo el título «Mejor actor», emiten cinco títulos que se llevaron el Oscar en esa categoría. La primera que se programará es «Valor de ley» (2010), por la que Jeff Bridges logró una candidatura, a la que segirán «Historias de Filadelfia» (1940),Oscar para James Stewart; «Pozos de ambición» (2007), por la que Daniel Day-Lewis logró su segunda estatuilla; «Rain Man» (1988), en la que Dustin Hoffman se impuso a sus rivales, y «Truman Capote» (2005), que le dio el galardón a Philip Seymour Hoffman. El domingo llega el turno de «Mejor película». Asi, entre las 13:30 y las 22:00 programarán «Rebeca» (1940), «Argo» (2012), «Una mente maravillosa» (2001), «El apartamento» (1960) y «12 años de esclavitud» (2013).

ACM: Cintas de autor

Con más mesura, pero con títulos a la altura, el canal hace un guiño al evento. Hoy, dos platos fuertes firmados por Joel y Ethan Coen y Brian Singer, respectivamente: «Fargo» (1996), a las 13:55 horas, y «Sospechosos habituales» (1995), a las 22:10. El domingo, a las 15:45, es el turno para «El lado bueno de las cosas».

Hollywood, «E día D»

«El día D... Los Oscar» será desde la medianoche de mañana un maratón en el que se emitirán 11 títulos en este canal, que suman 29 estatuillas. La selección pasa por «No es país para viejos» (2007), «American Beauty» (1999), «El curioso caso de Benjamin Button» (2008), «Brokeback Mountain» (2005) y «Matrix» (1999), entre otras.

«The New York Times», en la gala

Por primera vez, el diario estadounidense pagará dos millones de dólares por un anuncio de 30 segundos que se emitirá durante la retransmisión de los Oscar. Fiel a su estilo, la realización es muy sobria. Sobre un fondo blanco y texto negro, comienza con las palabras: «La verdad es que nuestra nación está cada vez más dividida», en alusión a algunas de las frases con las que Trump ha polarizado a la opinión pública. El anuncio finaliza con una declaración de intenciones: «La verdad es difícil, la verdad es difícil de encontrar; La verdad es difícil de saber y la verdad es más importante ahora que nunca».