Pedro Aparicio: «En ‘‘PR Noticias’’ no tienen cabida los indeseables»

El periodista está orgulloso de todo su equipo, en permanente estado de alerta
El periodista está orgulloso de todo su equipo, en permanente estado de alerta

El medio acaba de renovar su página web y está embarcado en dos proyectos más de radio y televisión.

El Grupo PR, que dirige Pedro Aparicio, es mejor que una máquina bien engrasada; es más parecido a un cuerpo humano en el que cada parte sabe perfectamente lo que hace la otra. «Y es totalmente dinámico y sin sexo», aclara su director durante la entrevista. El medio bajo su mando está en su mejor momento, inmerso siempre en nuevos procesos de mejora y optimización, como la nueva web que lanzaron la semana pasada y sus proyectos encaminados a los podcasts de radio para empresas, nuevos productos de televisión y «un proyecto muy interesante de financiación que se llama kioskofree.com». Pero Pedro Aparicio lleva 20 años en la profesión para conseguir levantar este medio titánico en el que lo importante son los trabajadores y la información.

«Si hablamos de cuál va a ser el siguiente paso a las redes sociales, nos ponemos a hacer brujería», explica Aparicio desde su despacho mientras asegura que la navegación por internet «se convertirá en algo intrínseco al ser humano en la búsqueda de mejorar la vida de la gente». Para él, el nuevo internet estará aquí «en menos de diez años» y viendo los avances tecnológicos a nuestra disposición, «el hombre inmortal será aquel que tenga dinero para comprar el cuerpo más robusto, porque su cabeza la van a conservar como en ‘‘Futurama’’». Ante la disyuntiva entre la prensa actual y la digital, Aparicio lo tiene muy claro porque «necesitamos los periódicos de papel, pero aquellos que generen reflexión, con 80 páginas y con unas fotos espectaculares. Yo pagaría diez euros diarios por ellos». Para aquellos que buscan en su medio una línea editorial definida, aclara que «es la del medio y la que surja: nuestra primera obligación es cuidar de aquellos que nos ayudan, los anunciantes. Y les respeto porque entiendo que están interesados en lo que yo hago y así se lo traslado a la redacción, pero sin ninguna cortapisa a no ser que se vaya a hablar mal gratuitamente de alguien. Sólo les pregunto: ‘‘¿La fuente es fiable?’’, ¿‘‘la información la tenemos clara?’’. Pues adelante.

Pedro Aparicio ha enmarcado a PR en el Club Agencias para que, «pagando todos los medios que quieran la misma cuota, puedan acceder al uso y disfrute de las mismas herramientas: ‘‘clipping’’ pasado por redes, logotipos, tarjetas, página web, redes sociales, posicionamiento SEO y hasta trabajos de pintura si se tercia». Sin arrepentirse de nada, ni siquiera de ser el pionero de la tristemente maltrecha prensa gratuita, arenga constantemente a su equipo y el periodista respalda a cada uno de ellos porque «les distingo como seres únicos, porque me gusta cuidar de mi gente. Los únicos que no tienen cabida en mi equipo son los indeseables». A pesar de llevar tanto tiempo en el negocio, no miente si asegura que no tiene un «cajón con llave» donde guardar cosas impublicables como las supuestas fotos a Mariló Montero en «topless». Menos mal.