Rupert Murdoch cederá el testigo a su hijo James en 21st Century Fox

El magnate australiano Rupert Murdoch tiene ya todo preparado para ceder el testigo a su hijo James en el grupo 21st Century Fox, considerado la joya de la corona de News Corporation, el imperio que fundó hace casi cuatro décadas.

La transición en 21st Century Fox pasa por ceder el puesto de consejero delegado a James Murdoch, de 42 años, y nombrar a su hijo Lachlan, de 43 años, como copresidente ejecutivo, según publica hoy The Wall Street Journal, propiedad del magnate australiano.

El anuncio se hará público en los próximos días pero aún no está claro si los cambios se harán efectivos de manera inmediata o a comienzos de 2016, según fuentes cercanas a la familia citadas por el canal de televisión financiera CNBC.

Un portavoz de 21st Century Fox confirmó al mismo canal que el asunto de la sucesión es uno de los puntos de la agenda de la próxima reunión del Consejo de Administración, pero declinó ofrecer más detalles.

El empresario, que tiene 84 años, se mantendrá como presidente de 21st Century Fox, mientras que el actual director de operaciones, Chase Carey, también dejará la compañía cuando se materialice la reestructuración pero seguirá vinculado como asesor.

El grupo 21st Century Fox, surgido de la escisión de News Corp en 2013, cuenta con los estudios cinematográfico 20th Century Fox y los canales de televisión Fox Broadcasting o Sky, entre otros, y tiene una valoración bursátil de unos 67.000 millones de dólares.

Murdoch separó entonces en dos empresas independientes el negocio audiovisual del editorial, que incluye periódicos como News York Post o The Sun, el servicio de información Dow Jones o la editorial Harper Collins, valorado en unos 8.400 millones de dólares.

Los beneficios de 21st Century Fox ascendieron a unos 1.000 millones de dólares en su tercer trimestre fiscal (enero-marzo) mientras que la facturación fue de unos 6.800 millones, según las últimas cuestas que hizo públicas en mayo pasado.

Fue hace un año cuando el magnate empezó a delinear con claridad un plan de sucesión para que sus hijos heredaran el control del imperio, al ascender a ambos para que ocuparan puestos más altos en las dos empresas.

El benjamin de la familia, James Murdoch, tuvo que instalarse en Nueva York hace tres años después de verse obligado a renunciar como presidente de News International en Londres por el escándalo de las escuchas en la prensa británica.

Desde entonces, y con el título oficioso de heredero colgado a sus espaldas, James Murdoch está centrado en el negocio audiovisual del imperio fundado por su padre, donde trabaja codo a codo con Chase Carey.

Nacido en Londres en 1972, y padre de tres hijos, los biógrafos de la familia Murdoch aseguran que el menor del clan es un hombre ambicioso, emprendedor e impulsivo y que siempre ha estado más interesado en el mundo de la televisión e internet que en la prensa.

Después de conocerse los planes de Murdoch, las acciones de 21st Century Fox cedían un 0,91 % en el Nasdaq y se han depreciado casi un 15 % desde enero, mientras que las de News Corp perdían un 0,14 % y acumulan un descenso del 6,7 % desde que comenzó el año. Emilio López Romero/EFE