«Transparent», un brindis por la tolerancia

Maura Pfefferman luchará en la nueva temporada por conseguir la aprobación de su familia
Maura Pfefferman luchará en la nueva temporada por conseguir la aprobación de su familia

La segunda temporada de la premiada serie ya está disponible en Canal+ Series

Tras convertirse en la comedia imprescindible de la temporada 2014-2015, «Transparent» regresa a Amazon con la intención de mantener su gran nivel y seguir contando con el aplauso de la crítica y el público. La segunda entrega de la historia de Maura Pfefferman, que fue estrenada el viernes y ya se puede ver en España a través de Canal + Series, fue nominada el jueves a tres Globos de Oro, un buen augurio de lo que la serie ofrecerá a sus seguidores.

«Transparent» se ha convertido en muy poco tiempo en una referencia imprescindible en su género, tanto por su calidad artística como su capacidad para dar visibilidad a la comunidad transexual. La responsable de ello ha sido Jill Solloway, que, a través del personaje de Maura Pfefferman, narra una historia personal y familiar, llena de rencores pero también de tolerancia. Maura, antes Mort, ha conseguido el apoyo de su ex esposa y sus tres hijos, y afronta el futuro tratando de ser lo que siempre ha querido, una mujer.

Más coral

En su segunda entrega, «Transparent» se convertirá en una producción más coral y, además de ocuparse del día a día de Maura, se acercará a los problemas, las preocupaciones y los intereses de Sarah, Josh y Ali, sus queridos pero desequilibrados retoños. Y a los de Shelly, su ex mujer, con la que convive actualmente. Prueba de ello es el primer episodio de la temporada, que comienza con la boda de la mayor de los Pfefferman, Sarah. Sólo con la secuencia previa a la cabecera, «Transparent» demuestra que la escritura de Solloway y el trabajo de los actores continúan a un gran nivel. Antes de celebrar el enlace por el rito judío, la familia posa unida. O por lo menos, lo intenta, ya que, cuando no son las inseguridades de uno es el gesto de otro, o la crítica de un tercero. Y el retrato se antoja imposible, porque antes que el bien común de los Pfefferman están los deseos de cada uno.

La relación entre Josh y la rabino Raquel Fein va por buen camino, pero el joven no podrá evitar robarle algo de protagonismo a su hermana en su gran día. Más calmada parece la siempre inquieta Ali que, aunque no provoca situaciones como antaño sigue sin saber qué hacer con su vida. Para guiarles en su camino, a pesar de que en muchas ocasiones no lo consigue, está Shelly, que encara con optimismo las sorpresas que le depara el destino en la última etapa de su vida.

Entre los invitados a la boda se encuentra, para sorpresa de Maura, la tía Bryna, su hermana. Hasta ahora, la producción sólo había mostrado la reacción de los más cercanos a Maura ante la decisión de vivir su vida como una mujer. Pero poco se sabía de su procedencia y la familia que, hace bastantes años, dejó atrás. La razón por la que Maura lo hizo se comprueba tras el incómodo saludo entre Bryna y su hermano, al que no duda en dirigirse como Mort. La mujer, a la que le acompaña uno de sus hijos, no entiende la transformación de Maura, algo que ella ya sabe. Pero no por conocerlo consigue que le afecte menos, y el desprecio que encuentra en sus palabras termina perjudicándole, aunque se esfuerce por permanecer fuerte y segura de sí misma.

Para acompañar a Maura en sus nuevos retos nos encontraremos en la segunda entrega de «Transparent» un buen número de estrellas invitadas. Sin duda, la más importante es la presencia de Anjelica Huston en tres de los próximos episodios. Poco se sabe de Vicki, el personaje que interpretará la veterana actriz, a la que recientemente pudimos ver en la serie musical de ABC «Smash». Pero también resulta relevante la presencia en buena parte de la temporada de Cherry Jones, ganadora de un Emmy a la mejor actriz de reparto en 2009, por su trabajo en «24». El joven Alex MacNicoll continuará interpretando a Colton, el hijo de Josh, mientras que Alexandra Billings seguirá siendo un importante apoyo para Maura, en el rol de la transexual Davina. Volveremos a ver además a la cómica estadounidense Tig Notaro, en su personaje de Barb, y a Bradley Withford, aunque en un rol diferente al que interpretó en la primera entrega.

Canto a la libertad

Pero las novedades más importantes de la segunda temporada se han producido en la vertiente creativa, con la incorporación del director Silas Howard y la pianista, compositora y guionista Our Lady J. Ambos son transexuales, conocen la comunidad a la que aportan visibilidad y trabajarán en la serie con la intención de enriquecerla a partir de sus propias experiencias. Con estas incorporaciones, Jill Solloway reafirma sus involuntarias intenciones de convertir su creación en un altavoz para la comunidad LGTB.

Sabedora de que contaba con la aprobación del colectivo, que ha acogido la serie como quien recibe el más sincero de los regalos, Solloway se ha acordado de ellos en cada uno de los innumerables premios que ha recogido en el último año. Al igual que lo ha hecho Jeffrey Tambor, que a sus setenta años se ha convertido en el símbolo de la comunidad transexual. Hasta la llegada de Maura, los personajes transexuales de las ficciones audiovisuales eran en su mayoría retratos exagerados y caricaturescos de un colectivo que cada día tiene que enfrentarse a terribles prejuicios en todo el mundo. Afortunadamente , las creaciones han evolucionado y ahora, además de entretener, se preocupan por reflejar diferentes realidades que pueden resultar ajenas e incómodas, pero que merecen tanto como cualquier otra formar parte del retrato televisivo del siglo XXI. Y más, si lo hacen tan bien como en «Transparent».