Consulte qué tiempo hará esta Navidad

Tres mujeres pasean hoy por Valladolid protegiéndose con paraguas del aire y la lluvia.
Tres mujeres pasean hoy por Valladolid protegiéndose con paraguas del aire y la lluvia.

Una profunda borrasca que durará los días de Nochebuena y Navidad dejará abundantes y persistentes lluvias en cualquier punto de España

El tiempo seco y soleado, con temperaturas en ligero ascenso en la mayor parte de España, será el protagonista del fin de semana previo a las fiestas navideñas, que estarán pasadas por agua, según ha adelantado a Efe el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Fermín Elizaga.

Sólo la llegada de algún frente poco activo podría dejar lluvias débiles en el extremo noroeste peninsular, especialmente en Galicia, mientras que en el área del Mediterráneo el tiempo inestable con nubosidad podrá dejar algunos chubascos principalmente sobre Baleares y Cataluña, ha apuntado Elizaga.

En las Islas Canarias, donde predominarán los vientos alisios moderados con intervalos de fuerte, también hay probabilidad de algunos chubascos débiles.

El frente frío que recorre España y que hoy mantiene en alerta a trece comunidades por fuertes vientos o fenómenos costeros adversos, que en puntos del Mediterráneo alcanzarán rachas de hasta 110 kilómetros por hora y olas de hasta nueve metros, amainará a lo largo del fin de semana.

El frente frío que hoy jueves recorre la Península produciendo una bajada generalizada de temperaturas, se encontrará sobre el área mediterránea donde se producirán chubascos débiles o moderados que en Baleares podrán ser localmente fuertes y persistentes, en ocasiones acompañados de tormentas. En el resto de la Península el tiempo tenderá a estabilizarse aunque en el extremo norte todavía se producirán precipitaciones débiles o localmente moderadas, de nieve por encima de unos 600/800 m. El viento de componente N soplará con rachas muy fuertes en zonas del noreste peninsular y área mediterránea. En Canarias soplará el alisio moderado a fuerte.

Para el sábado la Aemet mantiene la alerta naranja (riesgo importante) por fenómenos costeros adversos en las provincias del litoral gallego y Asturias, además de en Alicante y Murcia.

En Cantabria, País Vasco, Canarias y Baleares, los avisos por estos fenómenos presentan un riesgo menor (alerta amarilla).

En cuanto a las temperaturas, el sábado será el día más frío del fin de semana y durante la madrugada se producirá un descenso de las temperaturas mínimas que provocará heladas generalizadas en gran parte del interior peninsular, sobre todo en la mitad norte.

En las zonas del Pirineo aragonés y catalán, la Ibérica Zaragozana y puntos de la sierra de Teruel, la Aemet avisa de riesgo (alerta amarilla) por temperaturas mínimas que pueden alcanzar los 6 grados bajo cero durante la noche del sábado.

No obstante, las temperaturas diurnas del sábado, el domingo y el lunes "presentan una tendencia a ir subiendo hasta uno o dos grados", con temperaturas suaves y agradables en las horas centrales del día, que irán disminuyendo la probabilidad de heladas.

Las máximas alcanzarán los 21 grados en algunas islas canarias, los 18 o 19 en el sur peninsular, los 10 grados en la zona centro y sólo en puntos de la meseta norte las temperaturas estarán por debajo de los 10 grados.

El domingo sólo se mantienen las alertas por fenómenos costeros adversos, de riesgo importante (naranja) en Galicia y Asturias y de menor riesgo (amarilla) en Cantabria y País Vasco.

El citado portavoz ha afirmado que el martes y el miércoles, Nochebuena y Navidad, se espera un empeoramiento generalizado del tiempo debido a la llegada de un frente activo que atravesará la península de oeste a este y que dejará precipitaciones en forma de lluvia y nieve en todas las regiones de la península y Baleares.

Unas lluvias que podrían ser localmente fuertes en el oeste peninsular durante los dos días, ha explicado.

La cota de nieve bajará el miércoles 25 en algunos puntos hasta los 700-900 metros en el norte peninsular y alrededor de los 900-1.000 metros en el sur.

En general, un fin de semana de tiempo tranquilo y estable que dará paso a unas fiestas navideñas pasadas por agua.

Para el 24 de diciembre, día de Nochebuena, un frente atravesará la Península Ibérica de oeste a este y dejará precipitaciones generalizadas moderadas, sobre todo en la vertiente atlántica que, en puntos de la mitad oeste, podrán ser fuertes y persistentes. El portavoz ha precisado que el día de Navidad, las precipitaciones llegarán a puntos del Levante y Baleares, aunque serán más débiles cuanto más al este.

Este frente vendrá acompañado de vientos fuertes e incluso muy fuertes que afectarán a gran parte de la Península y Baleares, tanto en la mitad norte como en la mitad sur; y también se espera temporal marítimo en zonas costeras, sobre todo en Galicia y el Cantábrico. Por otro lado, para el martes y el miércoles, la cota de nieve podrá bajar a los 700 o 900 metros en el norte y se situará entre los 900 o 1.000 metros en el sur peninsular.

A últimas horas del miércoles y el jueves, es probable que desaparezcan las precipitaciones en toda España, aunque Elizaga ha indicado que a últimas horas del viernes puede haber alguna precipitación. En el caso de las temperaturas, bajarán para el día de Navidad y el 26 de diciembre, aunque se recuperarán de cara al viernes y el próximo fin de semana.

Precisamente, para los días siguientes, es probable que continúe esta situación de paso de frentes que llegarán por el oeste y afectarán casi exclusivamente a la vertiente atlántica y, sobre todo, al tercio oeste peninsular, mientras que en la mitad este predominarán los cielos poco nubosos y el tiempo estable.

En cuanto al inicio del invierno, este sábado 21 de diciembre, el portavoz de la Aemet ha indicado que se mantendrán los "valores habituales"de esta estación. "No tendríamos anomalías significativas en relación a lo que son los valores habituales de esta época en ninguna zona de España", ha apuntado, para añadir que en temperaturas se esperan valores "fríos"como "es habitual en invierno"y con "bastantes precipitaciones"ya que diciembre es el mes más lluvioso del año.

En este sentido, el responsable del área de climatología de la agencia, Antonio Mestre, ha explicado que "el mes que más llueve del año es diciembre y, a medida que avanza el invierno las precipitaciones van disminuyendo, siendo marzo el mínimo relativo". "Marzo es el mes que más seco en promedio en España, quitando los meses de verano", ha puntualizado.

Por eso, el hecho de que en marzo de 2013 haya llovido de manera abundante "ha sido una de las anomalías destacadas de este año", ha señalado Elizaga. Al respecto, ha destacado de que las lluvias "poco habituales"en febrero y marzo de este año ha evitado que el déficit hidrológico registrado no haya sido aún mayor.