¿Deben tener las mujeres plazas reservadas en los aparcamientos?

Un tribunal alemán juzga hoy si existe discriminación en esta medida, que la ciudad de Eichstätt introdujo después de una violación

Un momento de la manifestación del pasado 8 de marzo | Jesús G. Feria
Un momento de la manifestación del pasado 8 de marzo | Jesús G. Feria

Un tribunal alemán juzga hoy si existe discriminación en esta medida, que la ciudad de Eichstätt introdujo después de una violación

Después de décadas en silencio, en los últimos tiempos, las mujeres han alzado la voz para decir que no se sienten seguras en las calles. Puede que el momento álgido de las reivindicaciones fuera la gran manifestación del pasado 8 de marzo en Madrid, hace ya casi un año. Pero tras la sentencia de La Manada o el crimen de Laura Luelmo , la indignación feminista se ha alimentado y las muestras de repulsa se han repetido. La última consecuencia de este movimiento de lucha de la mujeres está en Alemania. La ciudad bávara de Eichstätt, en el sur del país, decidió reservar las plazas más iluminadas y menos apartadas de un aparcamiento público para las mujeres después de una violación que ocurrió en las inmediaciones en 2016. Pero puede que la medida tenga los días contados.

Un tribunal alemán deberá decidir hoy si reservar a mujeres plazas de aparcamiento constituye un hecho discriminatorio hacia ambos sexos. El hecho llega después de que un joven denunciase que el dictamen vulnera su libertad de acción, según informan los medios locales. El demandante alega que la medida discrimina a las mujeres “porque las representa como sexo débil”. La vista se celebra en el Tribunal Administrativo de Múnich.

El consistorio de Eichstätt ha subrayado que las plazas reservadas representan un 14 por ciento del total (420) y ha recordado que la medida es una recomendación y que no tiene carácter vinculante, tal y como se recoge en la señalización. Así, en ningún caso un hombre podrá recibir sanción económica por estacionar en esos espacios.

Por su parte, la oficina federal antidiscriminación considera que las plazas de aparcamiento reservadas a mujeres no constituyen ni discriminación ni vulneración de los principios de trato igualitarios, según informa la radiotelevisión regional BR. Además, añade que el trato diferencial es permisible cuando existe un hecho objetivo. En este caso, la justificación es que las mujeres son víctimas de agresiones sexuales con más frecuencia que los hombres. Para justificar su postura, se remite a una sentencia del Tribunal Laboral de Renania-Palatinado de 2011.