Cuatro universidades prevén grados de tres años el próximo curso

España cuenta con 83 universidades, que ofertan 2.600 grados
España cuenta con 83 universidades, que ofertan 2.600 grados

Diecinueve rectores no fueron a votar un cambio clave en la ordenación académica.

Al menos cuatro universidades se plantean ofertar grados de tres años para el próximo curso académico sin esperar a la moratoria de dos años aprobada el lunes por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE). En la reunión, la mayoría de los responsables de universidades se comprometieron a aplazar la aplicación del decreto del Gobierno –que permite carreras de tres años– hasta el curso 2017-2018.

Sin embargo, entre las que se plantean ofrecer algunos grados sin esperar hasta esa fecha figuran la Universidad Camilo José Cela, que ya anunció en la reunión esa posibilidad abiertamente y fue la única que votó en contra de la moratoria. «En los tiempos que corren no podemos pensar en que tendremos un trabajo para toda la vida, sino todo lo contrario, y tenemos que pensar en que no dejan de aparecer nuevas profesiones. Es por esto por lo que pensamos en ofrecer a nuestros alumnos una formación generalista que les permita adquirir habilidades para moverse por el cambiante mundo laboral con facilidad», explicó a LA RAZÓN Eduardo Nolla, rector de la Camilo José Cela.

De momento, la universidad se plantea ofertar uno o dos grados de tres años el próximo curso, aunque antes de implantarlos precisaría del visto bueno de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca). Entre ellos, se encuentra el grado de Ciencias de la Comunicación, que podría completarse con un máster de un año específico de formación en Prensa, Radio o Televisión.

La Universidad Pompeu Fabra, aunque votó a favor de la moratoria en la reunión de rectores, prevé lanzar algún grado de tres años de nueva creación a partir de septiembre próximo, pero descarta llevar a la práctica esta medida para titulaciones que ahora se imparten en cuatro años. Según explicó un portavoz, el acuerdo alcanzado por la mayoría de los rectores «sí permite, sin embargo, que se adelante el calendario de implantación de carreras de tres años para aquellas que sean propuestas singulares o de nueva creación».

En una línea similar se ha manifestado la Universidad Europea de Madrid, que se abstuvo cuando hubo que votar la moratoria, y está dispuesta a implantar, «a modo de proyecto piloto», grados de tres años desde el próximo curso si es posible.

Tampoco aplicará la moratoria la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), según manifestó a Ep el presidente de la fundación de la universidad, José Luis Mendoza. Mendoza cree que el acuerdo de los rectores compromete únicamente a las universidades públicas. En este sentido, ha señalado que el criterio de la UCAM será hacer «lo que considere mejor para los estudiantes. Hay titulaciones que no tiene sentido que duren cuatro años. Por ejemplo, no hace falta estudiar cuatro años o hacer un máster para ser un buen nutricionista o terapeuta ocupacional».

Llama la atención el hecho de que, a pesar de tratarse de un cambio muy importante para las universidades españolas, los representantes de 19 de las 83 que hay en España no acudiesen a la reunión del lunes en la que se debatía el nuevo cambio de modelo, una falta de asistencia que algunos estimaron «muy alta» y «sin precedentes». Algunos rectores interpretaron las ausencias «como una forma de evitar problemas y compromisos para aplicar la moratoria aprobada por 57 de los 63 asistentes. En el ámbito universitario se atribuye la decisión de aplazar los grados de tres años en las universidades públicas a cuestiones políticas (ya que una buena parte de las universidades tiene rectores alineados con la izquierda) y a cuestiones financieras, ya que se verán obligadas a mantener una alta plantilla de funcionarios con un 25 menos de alumnado.