El conejo destinado a ser el más grande del mundo muere en un vuelo de United Airlines

Viajaba en la bodega de un Boeing 767 que unía Londres con Chicago

"Simon"murió en la bodega de un avión de United Airlines
"Simon"murió en la bodega de un avión de United Airlines

"Simon"tenía 10 meses de vida y fue embarcado en la sección de carga de un Boeing 767 de la compañía para ser trasladado a EE UU, donde le esperaba su nueva dueña.

United Airlines se ha vuelto a ver envuelta en una polémica. Después de prohibir a unas familiares de la tripulación menores de edad subir al avión con leggins y de expulsar a un pasajero por "overbooking", ahora tienen que frontar un nuevo escándalo: El conejo destinado a ser el más grande del mundo, murió durante un vuelo de la compañía. "Simon"tenía 10 meses de vida y fue embarcado en la sección de carga de un Boeing 767 de la compañía para ser trasladado a EE UU, donde le esperaba su nueva dueña.

Annette Edwards, su criadora, se cuidó mucho de que el animal volara en perfectas condiciones y un veterinario lo examinó antes de embarcar. "Estaba sano"y "muy en forma", indicó Edwards que, añadió, "he enviado conejos por todo el mundo y nunca me había ocurrido esto. Quiero saber qué ha pasado", indicó. Y recordó que la reputación de la compañía esta por los suelos después de la publicación del vídeo viral en el que un médico fuera arrastrado fuera de un avión. La criadora lamentó la pérdida de Simon que medía 91 centímetros, pero que iba camino de superar los 132 centímetros del conejo poseedor del título.

Según publica el diario "The Sun", un portavoz del aeropuerto afirmó que la noticia había provocado el pánico entre el personal de United Airlines, donde nadie quería hacerse responsable de la muerte del que iba a ser el mayor de conejo del mundo”.

La compañía ha anunciado la apertura de una investigación para esclarecer las causas de la muerte del animal.

La aerolínea se enfrenta ahora a una demanda de la nueva propietaria de Simon, la ex modelo de Playboy Annette Edwards -que ha comprado más de 100 conejos en los últimos 10 años-, que se ha sometido a varias operaciones de cirugía estética para parecerse a Jessica Rabbit. Edwards es desde 2008 la propietaria de "Darius", el conejo más grande del mundo.