El virus zika «invade» América

La OMS afirma que se extenderá por todo el continente excepto Canadá y Chile, donde no está el mosquito transmisor.

Un bebé nacido con  microcefalia es sostenido por su padre, en Brasil
Un bebé nacido con microcefalia es sostenido por su padre, en Brasil

La OMS afirma que se extenderá por todo el continente excepto Canadá y Chile, donde no está el mosquito transmisor.

El virus zika gana terreno en el continente americano. De hecho, ayer, la Organización Mundial de la Salud hizo una previsión nada halagüeña: se extenderá por toda América a excepción de Chile y Canadá, los dos únicos países que no tienen el mosquito transmisor, el aedes aegypti, el mismo que transmite el dengue y el chikunguña. La otra razón que permitirá que este extremo es la falta de inmunidad de la población, una circunstancia que tiene en vilo a la OMS, pues, según su directora general, Margaret Chan, «la propagación del Zika en áreas con escasa población inmune es muy preocupante».

Para Manuel Linares, médico especialista en enfermedades infecciosas, antibioterapia y medicina tropical, y presidente del patronato de la Fundación IO, la alerta de la OMS está justificada, pues las condiciones son favorables para que la expansión del virus se produzca. «Es normal que haya una previsión tan mala», apunta a LA RAZÓN.

A estas alturas, son ya 21 los países que tienen casos confirmados del virus zika, siendo Brasil el más afectado con casi 4.000 casos desde el pasado mes de octubre, un 30% más de lo que suele ser habitual. Precisamente en este país se empezó a pensar en la relación del zika con la microcefalia en recién nacidos, que ha aumentado exponencialmente. La OMS, por el momento, se muestra cauta sobre esta relación entre ambas enfermedades, aunque ya se ha conseguido aislar el virus en líquido amniótico. «No se ha establecido una evidencia circunstancial, aunque es sugerente y muy preocupante», dijo Margaret Chan.

Por otra parte, ayer también apareció una nueva variable en la transmisión del virus. Se cree que podría contagiarse a través del semen, donde también se ha conseguido aislar al virus. La otra forma de contagio es por vía sanguínea, aunque según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), «es un mecanismo bastante infrecuente» si se siguen las recomendaciones habituales para realizar transfusiones seguras, con donantes sanos.

Cabe tener en cuenta también que, además de la microcefalia en bebés, el virus zika también puede tener relación con el Síndrome de Guillain-Barré (SGB). De hecho, en lugares donde se han producido epidemias de zika se ha documentado un amumento de casos de SGB, que se produce cuando el sistema inmunitario de una persona se ataca a sí mismo. De todas formas, tal y como ha publicado la OPS, se están realizando varios estudios para establecer una relación entre el virus y el síndrome.

Con este panorama en América, es muy probable que los casos importados a nuestro país se incrementen –recientemente se diagnosticaron dos en Cataluña–, aunque su presencia no tendría que suponer una amenaza. Por eso, el Ministerio de Sanidad ya mantuvo una reunión técnica con las comunidades autónomas sobre la cuestión y tiene previsto convocar otra para las próximas semanas.

Tal y como explica Manuel Linares, el virus Zika no debiera quitar el sueño a los españoles si se hacen las cosas bien, esto es, hacer un seguimiento a los casos importados, es decir, las personas que vengan con el virus de América y luchar contra la población de mosquitos, que se convierten en vectores de la enfermedad. Otra buena noticia es que en nuestro país no tenemos el Aedes Aegypti, sino una especie cercana que es peor transmisor.