España mejora su tasa de abandono escolar pero queda lejos de la media europea

Vista general de una de las aulas de un instituto madrileño.
Vista general de una de las aulas de un instituto madrileño.

España es el país de la UE con mayor porcentaje de estudiantes entre 18 y 24 años que tienen, como mucho, una educación secundaria y que actualmente no siguen estudiando o formándose.

España mejoró en 1,7 puntos porcentuales su tasa de abandono escolar en 2014 hasta el 21,9 %, pero se encuentra aún lejos de la media del 11,1 % de la Unión Europea (UE) alcanzado el año pasado y del objetivo nacional fijado en el 15 %, informó hoy la oficina estadística comunitaria Eurostat.

España es el país de la UE con mayor porcentaje de estudiantes entre 18 y 24 años que tienen, como mucho, una educación secundaria y que actualmente no siguen estudiando o formándose, aunque experimentó una ligera mejora en 2014 con respecto al 23,6 % registrado en 2013.

Del porcentaje de abandono escolar -según recoge Efe- el 25,6 % son varones y el 18,1 % mujeres.

Frente al objetivo español de rebajar esta práctica al 15 % en 2020, el objetivo europeo se sitúa en el 10 %.

La agencia de estadística indica que en la UE desde 2002 el porcentaje de estudiantes que no siguen estudiando ha bajado del 17 % en 2002 hasta el 11,1 % el año pasado, y que las mujeres se ven menos afectadas que los hombres (un 9,5 % frente a un 12,7 %).

Los españoles se situaron en 2014 por delante de malteses (20,4 %), rumanos (18,1 %) y portugueses (17,4 %) e italianos (15,0 %) en abandono escolar, a mucha distancia del objetivo comunitario.

En el otro extremo destacan Eslovenia (4,4 %, aunque empeoró su tasa frente a 2013), Polonia (5,4 %), República Checa (5,5 %), Lituania (5,9 %) y Luxemburgo (6,1 %), Eslovaquia (6,7 %), Chipre (6,8 %) e Irlanda (6,9 %).

En el otro lado de la balanza, España ha mantenido el porcentaje de aquellas personas entre 30 y 34 años que han finalizado exitosamente estudios superiores, al registrar un 42,3 % en 2014, al igual que un año antes.

De este porcentaje el 36,8 % son hombres y el 47,8 % mujeres.

España supera la media comunitaria del 37,9 % experimentada el año pasado, así como el objetivo de la UE para 2020 del 40 %.

No llega aún a su propio objetivo nacional del 44 % para dentro de cinco años, según Eurostat.

De acuerdo con la agencia comunitaria de estadística, el porcentaje de personas con una formación superior ha aumentado en la UE constantemente, desde el 23,6 % en 2002 hasta el 37,9 % en 2014.

Esta tendencia fue incluso más significativa para las mujeres (desde el 24,5 % al 42,3 % en el mismo periodo) que para los hombres (del 22,6 % al 33,6 %).

El año pasado más de la mitad de la población entre 30 y 34 años tenía una educación superior en Lituania (53,3 %), Luxemburgo (52,7 %), Chipre (52,5 %) e Irlanda (52,2%).

Por contra, los porcentajes más bajos se registraron en Italia (23,9 %), Rumanía (25,0 %), Malta (26,6 %), Eslovaquia (26,9 %) y República Checa (28,2 %).

Doce Estados miembros ya han alcanzado o superado incluso sus objetivos nacionales para 2020: Dinamarca, Estonia, Grecia, Chipre, Letonia, Lituania, Hungría, Holanda, Austria, Eslovenia, Finlandia y Suecia.