El año nuevo se estrena con dos muertes violentas

La primera es una mujer de 40 años víctima de violencia de género en Rivas, y la segunda, precipitada en Hortaleza, aún se está investigando

La primera es una mujer de 40 años víctima de violencia de género en Rivas, y la segunda, precipitada en Hortaleza, aún se está investigando

Si 2016 ya fue más violento que 2015 (hubo 38 homicidios en la región, 8 más que el año anterior) 2017 también apunta maneras y se ha estrenado con dos muertes violentas. Apenas habían pasado ocho horas desde las doce campanadas cuando los investigadores de Homicidios de la Guardia Civil y la Policía Nacional respectivamente ya tenían trabajo nuevo que resolver. El primer caso, en realidad, comenzó en las últimas horas de 2016, cuando sobre las 22:00 horas de la noche un hombre de nacionalidad colombiana y de 20 años de edad apuñalaba a su pareja sentimental, una mujer española de 40 años llamada Matilde Teresa. Ocurrió en la vivienda que ambos compartían en Rivas Vaciamadrid. Los primeros en acudir al lugar del suceso fueron los agentes de la Policía Local, que fueron quienes alertaron de la emergencia a los sanitarios y a la Guardia Civil.

La mujer, que presentaba una grave herida de arma blanca, fue trasladada al Gregorio Marañón en estado muy grave y a las pocas horas (ya de madrugada) falleció. Su pareja fue detenida en el momento y, hasta ahora, es el único sospechoso de su muerte por lo que los investigadores barajan la violencia de género como principal hipótesis. El presunto autor del homicidio fue trasladado hasta el puesto de la Guardia Civil de Arganda del Rey. Allí confirmaron que sobre este hombre, además, ya pesaba una orden de alejamiento por una denuncia previa de la fallecida. No obstante, la orden se incumplía con el supuesto consentimiento de la víctima, ya que convivían en el mismo piso desde hacía mucho tiempo.

Tras el fallecimiento de la mujer, su cuerpo fue trasladado hasta el Instituto Anatómico Forense, donde se le practicará la autopsia, que revelará las causas más concretas de su muerte. Por su parte, el presunto autor de los hechos se prevé que pase hoy a disposición judicial.

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid condenó ayer el asesinato machista y anunció que decretaba tres días de luto oficial en la localidad. La corporación municipal celebrará a mediodía de hoy un pleno extraordinario y ha convocado una concentración ciudadana de repulsa a las 18:00 horas en la plaza de la Constitución, frente al Ayuntamiento.

Pero ésta no fue la única muerte de ayer por causa violenta. A eso de las 8:56 horas de la madrugada llegaba otra llamada de aviso, esta vez desde la capital. Se trataba de una mujer que se precipitó desde un cuarto piso de la calle Seo de Urgel, en el distrito de Hortaleza. Los sanitarios del Samur acudieron al lugar de los hechos pero la mujer había fallecido. De esta forma, acudió al lugar el juez de guardia, quien autorizó el levantamiento del cadáver y después decretó el secreto de las actuaciones, por lo que no ha trascendido mucha información de este suceso. Se trata de una mujer de 25 años y nacionalidad peruana, según fuentes de la investigación.

La Policía Nacional, concretamnete el Grupo VI de Homicidios de la Brigada de Judicial, se hizo cargo de la investigación de los hechos. Si bien ayer no se podía descartar que se tratase de un suicidio, todo parece indicar que es un homicidio. Los agentes detuvieron ayer a un varón que podría tener relación con lo sucedido. Sin embargo, fuentes cercanas a la investigación puntualizaron que el arresto se produjo inicialmente porque el hombre había quebrantado una orden de alejamiento hacia otra persona que no era la fallecida y que se encontraba también en la zona. La autopsia de la mujer también aportará hoy más luz a este caso.