Las familias de Yéremi y Sandra Palo apoyan la prisión permanente

La campaña, relanzada por Juan Carlos Quer, acumula más de 1.365.000 firmas y está a tan sólo 135.000 de conseguir su objetivo

Los padres de Sandra Palo con una foto de su hija, que fue asesinada en 2003
Los padres de Sandra Palo con una foto de su hija, que fue asesinada en 2003

La campaña, relanzada por Juan Carlos Quer, acumula más de 1.365.000 firmas y está a tan sólo 135.000 de conseguir su objetivo

Los apoyos a favor de la prisión permanente revisable parecen no encontrar techo. Los últimos casos, los de las familias de los niños asesinados Yéremi Vargas y Naiara Briones, además de los de la joven Sandra Palo, entre otros, se han sumado a la iniciativa puesta en marcha en change.org para evitar su derogación y han vuelto a disparar las firmas.

De ello informó ayer Juan Carlos Quer en un comunicado, donde explicó que, en los últimos días, «familiares de decenas de casos» en los que fueron asesinados menores –algunos de ellos también con delitos de agresión sexual– se han puesto en contacto con él para expresarle su apoyo a esta iniciativa.

«He podido hablar con ellos personalmente y me han dado su total respaldo, que yo he agradecido en nombre de las cinco familias que relanzamos esta petición para evitar la derogación de la prisión permanente revisable. Muchas otras cuyos hijos fueron violados o asesinados me han hecho llegar también su apoyo», afirmó el padre de Diana sobre esta condena de carácter excepcional contemplada para casos de extrema gravedad, como el asesinato de menores.

Hace tres meses, la campaña iniciada por Rocío Viéitez para mantener vigente la prisión permanente revisable apenas recogía 6.000 firmas. Ella es la madre de Amaia y Candela, las niñas que fueron asesinadas por su padre, David Oubel, conocido como el parricida de Moraña (Pontevedra). El pasado 6 de julio, un jurado popular le halló culpable de asesinato y una jueza dictó por primera y única vez la prisión permanente revisable para él por cada una de las víctimas. Ante el anuncio de su posible derogación, Juan Carlos Quer, Antonio del Castillo, Juan José Cortés y otras víctimas se adherieron a esta primera petición.

Sin embargo, el pasado viernes, Quer abrió una segunda campaña junto a los familiaresde Marta del Castillo, Mariluz Cortés, los niños Ruth y José Bretón, además de Candela y Amaia Oubel, que superaba –al cierre de esta edición– las 1.365.000 firmas, a menos de 135.000 para conseguir su objetivo. Viéitez, en consecuencia, cedió los 400.000 apoyos conseguidos hasta el 18 de enero para aunar fuerzas. Por eso, en tan sólo cuatro días, se ha convertido en la campaña que más respaldo ha recibido en la plataforma en menos tiempo.

«Creo que ninguna chica debe salir a la calle con miedo por ser mujer y mucho menos que estas situaciones queden impunes», aseguró a LA RAZÓN Diana López poco tiempo después de conocer el paradero del cuerpo de su hija. «El caso de mi hija tiene que ser el ejemplo de que es imposible la reinserción de estos individuos».

Sin embargo, Quer subrayó que esta campaña –que fue relanzada bajo el lema «Tu protección es nuestra lucha»– no tiene como única protagonista a su hija, ni tampoco a otros niños de casos también mediáticos, sino a «familias anónimas que se sienten desamparadas e impotentes porque ven como los culpables de la muerte de sus hijos cumplen sus condenas y salen a la calle sin que nadie acredite que están rehabilitados».