La testigo protegida del «caso Torbe»: «Consígueme un famoso y la liamos parda»

LA RAZÓN accede a nuevos mensajes privados que replantean el interés de la joven en contactar con personajes conocidos y desmontan la versión que declaró ante la Policía

LA RAZÓN accede a nuevos mensajes privados que replantean el interés de la joven en contactar con personajes conocidos y desmontan la versión que declaró ante la Policía

Datos nuevos y reveladores han llegado a la mesa del juez. Informaciones que han obligado a su señoría a replantearse con seriedad la investigación que engrilletó a Torbe y lo envió a prisión. Ese material, hasta ahora desconocido, también compromete las acusaciones que la TP3 (testigo protegida 3) formuló contra los futbolistas David de Gea e Iker Muniain y que tanta alarma social generaron antes del comienzo de la Eurocopa. El caso caló con rapidez en la opinión pública después de que la supuesta víctima denunciara que ella y otra joven fueron forzadas a participar en una juerga sexual presuntamente pagada por el portero de la Selección española. Según relató la TP3, y así consta en el sumario, durante aquel encuentro, «las dos fuimos abusadas sexualmente por parte de los chicos, ya que si nos negábamos éramos agredidas físicamente por ambos. Cuando complacimos los deseos sexuales de los futbolistas, nos amenazaron para que no saliera a la luz todo lo que había sucedido». Sin embargo, esta afirmación ha comenzado a tambalearse a ojos de su señoría. LA RAZÓN ha tenido acceso en exclusiva a las nuevas pruebas que han provocado este inesperado seísmo. Se trata de varias conversaciones privadas que la TP3 mantuvo a través de Facebook con un amigo. Mensajes que reproducimos a continuación:

–Amigo: ¿No duermes?

–TP3: No, aquí hablando un rato con los fans. ¿Sabes con quién?

–A: ¿Ramiro?

–TP3: Nooo. Con el que fue novio de Yola Berrocal.

–A: ¿Yago? ¿El de «Gran Hermano»?

–TP3: Mario Alberto, el futbolista.

–A: ¿Y qué te dice?

–TP3: Que le gusto y todo el rollo. Jajaja.

–A: Ya sabemos que le gustas a todo el mundo. Jajaja.

–TP3: ¡Consígueme un famoso y la liamos parda! Hahaha. A ver si le gusto también.

–A: ¡Qué peligro!

–TP3: Oye, que haríamos un buen negocio. Jajaja.

Este intercambio de mensajes ha escamado a su señoría porque se produjo el 8 de mayo de 2012, poco antes del presunto encuentro con los futbolistas. Aunque reveladora, la conversación que realmente le ha puesto en alerta es otra fechada el 30 de mayo:

–TP3: Estoy muy mal de «cash» este mes. Cielo, ¿sabes de algún trabajo que te paguen en el mismo día? Puff. No llego a pagar el piso con los gastos de la casa. Necesito sacar dinero de dónde sea. No sé qué hacer.

–A: Buscamos alguna solución, no te preocupes.

–TP3: Estoy mazo preocupada.

–A: ¿Cuánto necesitas?

–TP3: Tengo que reunir 800 euros.

–A: ¡Es pasta! ¿Y si no consigues el dinero?

–TP3: Me cortan la luz y tengo bronca con el dueño del piso. ¿Qué puedo hacer?

–A: ¿No has pensado en currar en una webcam como anónima sin que se te vea la cara?

–TP3: Sí, pero necesito una que sea buena y saber cuánto se paga.

–A: La mejor es la de Torbe.

–TP3: La conozco, pero si me meto en «Mujeres, Hombres y Viceversa» eso saldría a la luz y paso de que se me juzgue.

–A: No, porque no mostrarás la cara.

–TP3: ¿Con quién me pongo en contacto? Explícame.

–A: Soy amigo de Torbe.

–TP3: Pues habla con él a ver qué te cuenta.

Tres días después, el 3 de julio, la testigo y su amigo vuelven a charlar:

–TP3: Tengo que hablar contigo. Hoy estuve con Torbe.

–A: ¿Qué tal? ¡Cuéntame!

–TP3: ¡Genial! Empiezo con la webcam. Con las escenas también. ¡Hoy gané 300 euros! Torbe estaba que flipaba.

–A: ¿A que es muy majo?

–TP3: Me ha dicho que te debe una cena. Jajaja.

Los mensajes están fechados hace cuatro años, concretamente entre mayo y junio del 2012. La testigo protegida debió de olvidarlos porque recientemente a su señoría le contó lo contrario respecto a cómo conoció a Torbe: «Un amigo me trasladó a casa de Torbe en la calle Gran Vía. Ocurrió en julio de 2012. Yo no tenía conocimiento de a qué iba. Me explicaron que se trataba de una oferta de trabajo sin detallarme nada más. Mi amigo se fue y me dejó con Torbe, que me hizo una entrevista sobre a lo que me iba a dedicar, webcams y escenas. Dije que no, pero como estaba desempleada y necesitaba dinero, acabé aceptando. No me quedaba otra opción en ese momento».

«A tenor de los nuevos datos», apunta una fuente judicial, «quizá se han adjudicado muy apresuradamente los roles de víctima y los de malvados».

En otra de las conversaciones aportadas, la testigo protegida número 3 habla con el mismo conocido de la posibilidad de convertirse en actriz porno.

–A: ¿Qué haces?

–TP3: Llegando a casa.

–A: ¿Qué estabas?, ¿estudiando?

–TP3: Síííí... Macho, parece que el porno me persigue. De verdad. Jejeje.

–A: ¿Qué?

–TP3: Me han enviado un mensaje para que haga un casting con Nacho Vidal. Por 300 euros, me parto. Por Dios.

–A: ¿Sí? Joder, al final la pornostar más famosa. Jejeje

–TP3: Jajajajajaja. Déjate, déjate.

–A: Mejor que no te metas. Tú vales más que unas escenas porno. El porno es para matadas.

–TP3: Ya, eso mismo te digo.

El amigo con el que la TP3 se cruza todos los mensajes es Enrique Ruiz, alias David del Bass, quien actualmente está incluido en la causa, investigado por los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. Su abogado, Francisco Limones, es quien ha presentado las nuevas pruebas y ha solicitado que las acusaciones contra su cliente sean archivadas. El juez todavía no ha tomado una decisión, pero la petición está sobre la mesa y su defensa cree que hay posibilidades de que, al menos respecto a él, el caso sea sobreseído.

La TP3 es una de las piezas clave del caso contra Ignacio Allende Fernández, alias Torbe, al que se le acusa de usar una red de trata de mujeres ucranianas y blanquear dinero, por lo que el juez que instruye el caso le mandó a prisión, donde continúa. Fue una menor de Madrid, con su denuncia, quien impulsó la investigación contra Torbe. Tras la denuncia de la joven, los investigadores cruzaron datos con la Brigada contra la Trata y descubrieron que otras dos mujeres, una de ellas ucraniana, le habían denunciado por obligarlas a prostituirse. A medida que la Policía ha encontrado nuevos testigos, los nombres de personajes conocidos han empezado a salir a la luz.

El huracán de la Eurocopa

La implicación del portero de la Selección española David de Gea saltó sólo días antes de que arrancara la Eurocopa. La misma testigo protegida afirmó haber mantenido relaciones con Iker Muniain y otro futbolista contra su voluntad en una cita que habría contratado David de Gea, que, según ella, no participó en ese encuentro. Los mensajes de WhatsApp que intercambió tanto con el guardameta de la Selección como con los otros futbolistas implicados causaron un huracán en plena competición, ya que se puso en duda la participación de De Gea en el torneo. Éste se vio obligado a dar una rueda de prensa para desvincularse del caso: «Es todo falso. No tengo ni idea de dónde puede venir algo así. Creo que es una manera de ensuciar la imagen de alguien», afirmó.