Los juzgados reciben 134.000 casos de maltrato cada año

Durante 2011, fueron maltratadas 32.242 mujeres y se produjeron 7.744 casos de violencia doméstica.. Más de la mitad de las víctimas tenían entre 25 y 39 años y dos de cada tres son de nacionalidad española

La Razón
La RazónLa Razón

El Instituto Nacional de Estadística publicó ayer por primera vez los resultados de la Estadística de Violencia Doméstica y de Género 2011, que refleja que este año 32.242 mujeres fueron incluidas en el registro como víctimas de violencia de género. La estadística refleja que la mitad de las maltratadas tiene entre 25 y 39 años y que las tasas de víctimas en relación con la población total de mujeres son más altas en el tramo de edad de 20 a 24 años (320 víctimas por cada 100.000 mujeres), seguido de las de entre 25 y 29 años (314). Respecto al total de víctimas según la edad, 5.813 tenían entre 30 y 34 años; 5.477, entre 35 y 39; 5.074 entre 25 y 29; 4.249 entre 40 y 44 años, y 4.115, entre 20 y 24 años. Además hubo 571 víctimas de malos tratos por parte de sus parejas o ex parejas que tenían menos de 18 años.

Sin embargo, los datos de este registro difieren mucho con la estadística judicial. Según datos del Consejo General del Poder Judicial, durante 2011 ingresaron en los juzgados 134.000 casos de maltrato. Por lo que al comparar las dos estadísticas, desaparecen más de 100.000 casos. ¿Qué ha pasado con ellos? Desde el departamento dirigido por Ana Mato, que prepara una base de datos con los casos registrados en centros sanitarios y hospitales, explican que «existe un alto porcentaje de mujeres que renuncia al proceso y eso supone un número importante de casos».

Sin embargo, durante ese periodo sólo se produjeron 15.460 renuncias al proceso, lo que representa un 11,54 por ciento de los casos. Entonces, ¿dónde están las 85.000 restantes? Lo cierto es que durante 2011 se registraron 134.000 denuncias, pero se dictaron 52.294 sentencias penales: el 60% fueron condenatorias (31.403). La diferencia estriba en que existen muchos casos en los que las mujeres no son inscritas, bien porque no han solicitado orden de protección, porque se les ha denegado o porque renuncian al proceso.

Es la primera vez que se contabiliza a las víctimas, pero sigue sin reflejarse la verdadera realidad del problema. Fuentes de Sanidad explicaron que el verdadero reto es lograr que las mujeres denuncien su situación: «El problema sigue siendo el gran número de víctimas que no denuncian. Hay un altísimo porcentaje de mujeres que no se deciden a dar el paso y muchas, cuando lo dan, acaban renunciando al proceso», precisaron las mismas fuentes. En este sentido, un estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) estimó en 2012 que más de 2,1 millones de mujeres (10,1%) han sido maltratadas a lo largo de su vida, de las que 600.000 sufren a día de hoy esta lacra.

Primeros resultados

El total de personas registradas como víctimas de violencia de género o de violencia doméstica en 2011 fue de 40.362. De éstas, 37.292 eran mujeres y 3.070 hombres. Por grupos de edad, más de la mitad de las víctimas de violencia de género (el 50,8%) tenían entre 25 y 39 años. Las tasas de víctimas en relación con la población total de mujeres alcanzaron su máximo en el tramo de edad de 20 a 24 años (320,3 víctimas por cada 100.000 mujeres de 14 y más años), seguido del intervalo entre 25 y 29 años (314,8).

Por lugar de nacimiento de la víctima, casi dos de cada tres víctimas habían nacido en España (el 64,2% del total). No obstante, la tasa de víctimas por cada 100.000 mujeres de 14 y más años fue el triple para las nacidas en el extranjero (381,6) que para las nacidas en España (117,1). Dentro de las víctimas nacidas en el extranjero, las de África y América presentaron las tasas más elevadas, mientras que las de Asia y Oceanía registraron las más bajas.

Las comunidades autónomas en las que se registró un mayor número de víctimas de violencia de género fueron Andalucía (7.780), Comunidad Valenciana (4.438), Comunidad de Madrid (4.095) y Cataluña (3.552). En términos relativos, Andalucía (214,3 víctimas por cada 100.000 mujeres de 14 y más años), Región de Murcia (211,1) y Comunidad Valenciana (199,3) presentaron las tasas más altas. Por el contrario, País Vasco (67,4) y Galicia (105,3) fueron las comunidades con menores tasas de víctimas.

Atendiendo al tipo de relación existente entre la víctima y el denunciado, en el 28,4% de los casos la víctima y el denunciado eran cónyuges, y en el 7,2% ex cónyuges. En el 24,0% mantenían una relación de pareja de hecho, en el 20,7% eran ex pareja de hecho, en el 7,1% la víctima era novia del denunciado y en el 10,7% de los casos ex novia. El 1,9% restante correspondía a parejas en proceso de separación.

En el año 2011 hubo 32.142 hombres denunciados por violencia de género en los asuntos con medidas cautelares dictadas inscritos en el Registro a lo largo del año. El 63,8% de los denunciados se concentraron en las edades de 25 a 44 años. En términos relativos (tasas por cada 100.000 hombres de 14 y más años) las tasas más altas de denunciados correspondieron a esos mismos grupos de edad.

Casi dos de cada tres denunciados (65,1%) habían nacido en España. La tasa de denunciados por cada 100.000 hombres de 14 y más años fue superior entre los nacidos en el extranjero (356,7) que entre los nacidos en España (124,9). Dentro de los nacidos en el extranjero, las tasas más elevadas de denunciados correspondieron a los nacidos en América y África. Las más bajas se dieron entre los nacidos en Asia y Oceanía.

Las comunidades autónomas en las que se registró un mayor número de denunciados por violencia de género fueron Andalucía (7.724), Comunidad Valenciana (4.433), Comunidad de Madrid (4.072) y Cataluña (3.549). En términos relativos, Andalucía (220,2 denunciados por cada 100.000 hombres de 14 y más años), Región de Murcia (209,9) y Comunidad Valenciana (204,0) presentaron las tasas más altas. Por el contrario, País Vasco (72,4) y Cataluña (112,1) y Galicia (114,8) fueron las comunidades con menores tasas de denunciados.

Infracciones penales

En 2011 se registraron 38.219 infracciones penales imputadas a los denunciados de asuntos de violencia de género inscritos durante ese año. El número medio de infracciones penales por denunciado fue de 1,2. Del total de infracciones penales imputadas se contabilizaron 35.061 delitos y 3.158 faltas. Los delitos más frecuentes fueron los relativos a Lesiones (51,8% de los delitos), Amenazas (21,9%) y torturas y otros delitos contra la integridad moral (15,0%).

El total de medidas cautelares dictadas e inscritas en el Registro en asuntos de violencia de género durante 2011 fue de 98.159. Atendiendo a la naturaleza de las medidas, el 75,8% fueron de carácter penal y el 24,2% de carácter civil. Las medidas cautelares penales más frecuentes fueron la prohibición de aproximarse a determinadas personas (35,3% del total de medidas penales), la prohibición de comunicarse con (32,0%) y la libertad provisional (14,9%). Entre las medidas cautelares civiles, las más frecuentes fueron la determinación del régimen de custodia (26,4% del total de medidas civiles), la determinación del régimen de prestación de alimentos (26,1%) y la determinación del régimen de visitas (23,8%).

Víctimas de violencia doméstica

De las 7.744 víctimas en asuntos de violencia doméstica, el 63,0% fueron mujeres y el 37,0% hombres. Además un total de 376 personas figuran como denunciadas y víctimas a la vez. El número total de víctimas de violencia doméstica fue mayor que el de personas denunciadas, con una relación de 1,4 víctimas por cada persona denunciada. A diferencia de la violencia de género, la violencia doméstica afectó de manera más uniforme a todas las edades.

El 82,5% de las mujeres víctimas de violencia doméstica y el 87,0% de los hombres eran nacidos en España. Sin embargo, en términos relativos (tasas por 100.000 habitantes) se observa que los asuntos de violencia doméstica fueron más frecuentes entre las mujeres extranjeras (26,0) que entre las españolas (19,5). En el caso de las víctimas masculinas, los nacidos en el extranjero presentaron tasas (10,9) ligeramente inferiores a los nacidos en España (12,5). Las tasas más elevadas de víctimas fueron las de América en el caso de los hombres y las de África en las mujeres.

Las comunidades autónomas en las que se registraron las mayores tasas de víctimas (por cada 100.000 habitantes) de violencia doméstica fueron, en el caso de los hombres Cantabria (18,6), Principado de Asturias (15,4) y Andalucía (15,3). En el caso de las mujeres, las mayores tasas se dieron en la ciudad autónoma de Melilla (34,0), Andalucía (26,8) y Cantabria (26,1). Por el contrario, Islas Baleares (7,2) y Melilla (7,5) fueron las comunidades con menores tasas de víctimas en el caso de los hombres, y Aragón (11,6) y Islas Baleares (14,2), en el caso de las mujeres.

Atendiendo a las relaciones de las víctimas con las personas denunciadas, en el 36,8% de los casos las víctimas eran el padre o la madre de la persona denunciada, y en el 23,2% de los casos el hijo/a de la persona denunciada.

Personas denunciadas

Del total de 5.632 personas denunciadas en asuntos de violencia doméstica, el 76,2% fueron hombres y el 23,8% mujeres. Por edad, tres de cada cuatro personas denunciadas tenían menos de 45 años. Analizando las tasas por cada 100.000 personas, se observa que el mayor número de personas denunciadas se concentró en las edades de 18 a 24 años para los hombres y de 20 a 44 años para las mujeres.

El 72,7% de las mujeres y el 82,8% de los hombres denunciados en casos de violencia doméstica habían nacido en España. Si se observa la tasa por cada 100.000 personas de 14 y más años, la de mujeres nacidas extranjeras (12,1) fue más del doble que la de las denunciadas nacidas en España (5,5). En el caso de los hombres, la tasa para los nacidos en el extranjero (23,4) fue superior a la de los nacidos en España (21,2). Las tasas más elevadas de personas denunciadas fueron las de África, tanto en el caso de hombres (31,2), como de mujeres (21,1).

El número de infracciones penales imputadas a las personas denunciadas por violencia doméstica se elevó a 6.750 en el año 2011. El número de infracciones penales por persona denunciada fue de 1,1. Del total de infracciones penales, 6.002 fueron delitos y 748 faltas. Los delitos más frecuentes fueron los relativos a Lesiones (44,9% de los delitos), Amenazas (25,2%) y Torturas y otros delitos contra la integridad moral (14,7%).

Asimismo, se dictaron 12.231 medidas cautelares en los asuntos de violencia doméstica inscritos durante el año 2011. El 76,6% recayeron sobre hombres y el 23,4% sobre mujeres. Atendiendo a la naturaleza de las medidas, el 95,9% fueron medidas cautelares penales, y el 4,1% medidas cautelares civiles. Las medidas cautelares penales más frecuentes fueron la prohibición de aproximarse a determinadas personas (36,3% del total de penales), la prohibición de comunicarse con determinadas personas (27,4%) y la de libertad provisional (15,1%). Por su parte, las medidas cautelares civiles más frecuentes fueron la determinación del régimen de custodia (28,5% del total de civiles), la determinación del régimen de visitas (18,8%) y la determinación del régimen de prestación de alimentos (14,8%).