Los universitarios prefieren ser emprendedores a funcionarios

Los universitarios que aspiran a tener su propia empresa en los próximos años ascienden al 26,8 por ciento y superan a los que quieren ser funcionarios (25,2%).

Los universitarios que aspiran a tener su propia empresa en los próximos años ascienden al 26,8 por ciento y superan a los que quieren ser funcionarios (25,2%), según la encuesta 'Y después de la Universidad, ¿Qué?', presentada este miércoles 4 de mayo, en la que han participado casi 9.000 estudiantes universitarios de entre 18 y 24 años, la mayoría de universidades públicas de todas las comunidades autónomas, promovida por Educa 2020 y Fundación AXA.

"Este estudio desmonta el falso mito de que los universitarios quieren ser funcionarios", ha subrayado el sociólogo y presidente de GAD3 -la empresa que ha realizado la encuesta-, Narciso Michavila, que además ha indicado que existen grandes diferencias entre comunidades autónomas en este aspecto: los madrileños que quieren emprender superan en seis puntos a la media nacional (33,7%) porque, entre otros motivos, estos son "menos adversos al riesgo".

'¿Has empezado o tienes pensado crear tu propio negocio en los próximos años?', reza una de las principales preguntas de este estudio en el que participan también 400 alumnos de Formación Profesional. Del total de los jóvenes que tienen pensado emprender, destaca que el 18,8% quiere crear su propia empresa, el 1,2% aspira a continuar con el negocio familiar y el 3,4% trabajar como autónomo o 'freelance'.

El informe indica también que entre los que aspiran a trabajar por cuenta ajena, el 22,6% quiere desarrollar su carrera profesional en una multinacional y un 11% en una pequeña y mediana empresa (PYME).

Asimismo, Michavila ha indicado que esta predisposición a emprender se da "en todas las aulas, ramas, cursos, estudios"y ha asegurado que en cualquier sector "hay ideas para poder poner en práctica". No obstante, ha destacado que los estudiantes de ingeniería y arquitectura son los que más aspiran a crear su propio negocio (32,7%), seguido de los de Ciencias Sociales y Jurídicas (28,5%), Artes y Humanidades (24,8%) y Ciencias (19,2%).

La crisis ha traído como consecuencia que se desarrolle un mayor espíritu emprendedor, según señalan los autores de este estudio, que también subrayan que la media de edad del futuro empresario ha bajado hasta los 24 años, gracias al desarrollo tecnológico, que permite que desde casa monten su propio negocio. "La tecnología ha producido mucho paro, pero está permitiendo crear nuevos negocios", ha afirmado Michavila.

En cuanto al perfil del alumno emprendedor, los resultados apuntan que quienes tienen mayor predisposición para crear su empresa son aquellos cuyo padre o madre es empresario o autónomo (31,2%). La mayoría procede de un colegio público (60%) y estudia en la universidad pública (75%). Entre los principales obstáculos para emprender, los encuestado identifican las dificultades y la falta de financiación (75,5%), seguido de las trabas administrativas (31%), la fiscalidad (21,9%), la falta de conocimientos (18,2%) o la falta de apoyo familiar (5,8%).

El estudio apunta que los sectores ideales para emprender, según los universitarios, son los servicios profesionales (16,2%), Marketing, publicidad y diseño (15,2%), ingeniería (11,8%), comercio (11,4%) o salud (8%). Entre las motivaciones de los estudiantes españoles para escoger su trabajo ideal se sitúa en primer lugar la de trabajar en algo que les gusta, seguida de tener un puesto de trabajo asegurado, trabajar en algo relacionado con sus estudios o hacer realidad un sueño o una idea personal. Por el contrario, tener un jefe, trabajar en otro país, ser su propio jefe o trabajar en otros idiomas se sitúan al final de la tabla.

Sin embargo, estas motivaciones son distintas según dónde vive el encuestado. Mientras para los andaluces y castellanomanchegos tener un puesto de trabajo asegurado es su objetivo laboral, la mayoría de los canarios y madrileños quieren ser su propio jefe y los cántabros trabajar en otro país y en otro idioma.

La comunidad autónoma de residencia de los alumnos es una variable clave también para entender sus aspiraciones profesionales. Así, en Aragón, Galicia y Murcia convertirse en empleado público es el principal deseo de los universitarios en sectores como la Educación o la Sanidad, algo que "desmonta el mito del funcionario de ventanilla", según ha advertido Michavila, en el resto del país, la mayoría aspira a trabajar por cuenta ajena.