Actualidad

Más de cien asociaciones, contra la ideología de género

La plataforma denuncia la «imposición de leyes que atentan contra derechos como la libertad de educación o de expresión»

La plataforma denuncia la «imposición de leyes que atentan contra derechos como la libertad de educación o de expresión»

Publicidad

Un centenar de asociaciones del ámbito educativo y social han constituido la Plataforma por las Libertades, presentada ayer en Madrid por Lourdes Méndez, coordinadora de la misma y ex diputada del PP. Méndez dio a conocer un Manifiesto que recogía las libertades que están siendo vulneradas por las leyes que apoyan al colectivo LGTBI (Lesbianas, Gays, Transexuales, e Intersexuales) y que han sido aprobadas en CC AA como Madrid, Murcia o Islas Baleares.

«Podemos decir sin exagerar ni un ápice que hoy la libertad en España se encuentra gravemente amenazada», así comenzaba su discurso la ex diputada, en el que solicitaba apoyo a las instituciones: «Pedimos a los legisladores que deroguen estas leyes totalitarias que atentan contra la libertad; pedimos a las administraciones que se ocupen de lo que verdaderamente preocupa».

El objetivo de la plataforma, de la que ya forman parte más de cien entidades, es «utilizar todos los recursos que nos da el Estado de Derecho en defensa de las libertades de todos y de los principios constitucionales, recurriendo a la objeción de conciencia cuando ello sea preciso y ejerciendo los instrumentos democráticos establecidos en nuestro ordenamiento jurídico», explicó Méndez.

Entre los derechos que, según ellos, se están viendo afectados, la coordinadora apuntó que las leyes LGTBI «atentan de forma clara» contra la libertad de educación de los padres, ya que, según indican, «obligan a los colegios a impartir las doctrinas del lobby». También afirmó el peligro que supone que los investigadores sean sancionados por exponer teorías que contengan «resultados que contradicen la ideología de género». En cuanto a la libertad ideológica, religiosa y de culto así como el derecho a la objeción de conciencia, recordó que el derecho a expresar libremente pensamientos y opiniones es un derecho fundamental: «No se puede admitir la imposición de una visión unilateral de la vida humana y del ejercicio de la sexualidad».

Publicidad

Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir.org, una de las entidades que forman parte de la Plataforma por las Libertades, declaró que «ningún gobierno ni ninguna administración puede imponer un modelo ideológico a nuestros hijos. Nos jugamos su desarrollo y la libertad de los centros educativos para formar a las nuevas generaciones».

Para concluir, Méndez explicó que mientras continuen vigentes estas leyes, desde la plataforma se facilitará información sobre cómo ejercer la objeción de conciencia o presentar demandas de carácter judicial.

Publicidad