Médicos Sin Fronteras admite estar al límite con el ébola en África

Trabajadores de Servicio de Salud del Puerto de Kenia reciben a un niño procedente de Kenia

Médicos sin Fronteras ha alertado hoy de la crítica situación que se vive en los países africanos en los que el ébola está haciendo estragos. Para la organización, el número de casos ha provocado que se desborden los centros de atención, por lo que ha solicitado la intervención el Ejército y de unidades específicas formadas por civiles para intentar atajar la enfermedad, que según sus cálculos, podría afectar ya a más de 20.000 personas, un dato que está muy por encima de las estimaciones de la OMS, que en su último recuento indicó que hay 10,141 casos de infección conocidos y que han muerto 9.922 personas.

En rueda de prensa, Bastos ha señalado que esta epidemia de ébola ha provocado una crisis humanitaria que está ocasionando el "colapso"de las infraestructuras en los tres países más afectados por el virus que son Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona, en los que la mortalidad causada por enfermedades como la malaria o la diarrea está siendo muy superior a la que provoca el ébola.

Bastos ha lamentado, asimismo la escasa ayuda económica aportada por España, que hasta ahora -ha dicho- tan sólo ha comprometido 500.000 euros, "la mitad de lo que ha aportado Bolivia"y ha reclamado que los países con capacidad y recursos "desplieguen inmediatamente unidades civiles y militares"entrenados para el tratamiento de pacientes con ébola en los países afectados.