Áreas caninas separadas de zonas infantiles

La separación en los parques públicos entre las zonas de juego de niños y de animales ha servido para evitar disputas entre vecinos
La separación en los parques públicos entre las zonas de juego de niños y de animales ha servido para evitar disputas entre vecinos

Tres Cantos (Madrid) separa las zonas para perros de las áreas de juego para niños en los parques públicos

Pequeños, aunque cada vez más numerosos, son los conflictos que comenzaron hace años en el municipio madrileño de Tres Cantos. Los dueños de los canes y todos los habitantes del municipio que repelen o temen a estos animales iniciaron numerosas disputas que aún persisten en esta zona de Madrid, y que incluso han aumentado con el tiempo. «La última vez que asistimos a este municipio notamos que la tensión entre ciudadanos había aumentado», señala Araceli Gómez, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Tres Cantos.

Por esta razón, dentro del ayuntamiento de esta zona madrileña, se acepta toda propuesta para menguar las fricciones existentes en el municipio, resultado de las distintas y enfrentadas opiniones de los ciudadanos. «Todo proyecto dedicado a la mejora de la convivencia entre los ciudadanos es bienvenido», afirma la portavoz.

Actualmente, en este municipio sólo existen 16 áreas caninas sin horario para el paseo de los animales y seis grandes parques en los que se limita el horario, como establece la actual Ordenanza del ayuntamiento. Lo que pretende esta medida es evitar que los vecinos con niños o miedo a los animales coincidan en sus paseos con los ciudadanos con mascotas. «Las horas habilitadas para el paseo sin correa de los canes: en invierno (desde el 15 de octubre hasta el 15 de abril), es de ocho de la tarde a nueve de la mañana y en el periodo estival (desde el 16 de abril al 14 de octubre), desde las diez de la noche a las diez de la mañana». En época de invierno las disputas no son muchas debido a las condiciones climáticas, pero «cuando llega el periodo estival los vecinos con animales coinciden con las familias que van a pasear y comienzan las fricciones». Estas discusiones surgen sobre todo en los seis parques anteriormente nombrados en los que se limitan los horarios, pero con mayor frecuencia y con un gran número de disputas en uno de ellos, el sector Foresta. Por ello ha sido la zona elegida como «experiencia piloto» para llevar a cabo el proyecto que Araceli Gómez y su equipo propusieron a la anterior comisión del gobierno y fue aceptada. «Este proyecto se basa en delimitar zonas para animales en un parque con la suficiente superficie para que puedan pasear los perros con sus propietarios sin crear enfrentamientos con familias que llevan a sus hijos a las zonas infantiles».

Además ,esta medida «ayudaría a mantener más limpios los parques públicos» y «evitar los temores de los padres a que sus hijos contraigan infecciones», otro de los problemas que preocupan a las familias. No sólo ayudaría a resolver estos obstáculos sino que, así mismo, «quienes tengan mascotas dispondrían de unos espacios específicos donde disfrutar de ellas», añadió Gómez, explicando que también se pidió en la propuesta parques grandes en los que sean cuidados y puedan delimitarse las zonas.

La portavoz de Ciudadanos, mientras se estudia la viabilidad del proyecto, ha pedido a todos los vecinos que «actúen con respeto mutuo y comprensión para evitar situaciones de conflicto».