El rastro de hidrocarburos del «Oleg Naydenov» sigue su deriva hacia el suroeste

Embarcación de Salvamento Marítimo, que vigila la zona en la que el pesquero ruso "Oleg Nayvenov".
Embarcación de Salvamento Marítimo, que vigila la zona en la que el pesquero ruso "Oleg Nayvenov".

La concentración de hidrocarburos procedentes del buque de bandera rusa Oleg Naydenov evoluciona en dirección suroeste, según el informe de reconocimiento aéreo realizado en la mañana de hoy por el avión Sasemar 101 de Salvamento Marítimo. El punto de mayor concentración de hidrocarburos se encuentra a 60 kilómetros de la costa.​​

Las condiciones meteorológicas en la zona, 25 nudos de viento y olas de dos metros de altura, continúan alejando los restos de hidrocarburos en la indicada dirección suroeste. La previsión meteorológica para las próximas horas apunta las mismas condiciones.

Los tres barcos de Salvamento Marítimo continúan la vigilancia tanto sobre el lugar del hundimiento, donde constatan que prosigue la salida de combustible procedente del barco, como sobre la zona donde se concentra una mayor cantidad de hidrocarburo.

Los dos aviones se alternan en la realización del reconocimiento aéreo. Un cuarto barco polivalente equipado para la lucha contra la contaminación, el Luz de Mar, se dirige a la zona procedente de Algeciras y se incorporará mañana al dispositivo. Continúan las gestiones para encontrar un vehículo no tripulado que pueda descender a profundidades de más de 2.400 metros y permita realizar un reconocimiento del pecio.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, se desplazará esta noche a Las Palmas para continuar con la coordinación del dispositivo puesto en marcha para luchar contra la contaminación. Gómez-Pomar presidirá una nueva reunión tanto del comité técnico de la operación como del comité de coordinación que se han reunido esta misma mañana en la Capitanía Marítima de Las Palmas bajo la supervisión de la secretaría general de Transportes, Carmen Librero.​

Ayer, el Ministerio de Fomento elevaba el nivel de alerta, que pasó del 0 al 1. Los medios movilizados por Salvamento Marítimo a la zona confirmaron la existencia de hidrocarburos, que se alejan de la costa y que están concentrados en una zona a 40 millas de Gran Canaria. Aunque en un área «fuera de la zona medioambientalmente sensible», como puntualizó la ministra Pastor.

Las imágenes tomadas a bordo del avión Sasemar 101 han permitido detectar un volumen de hidrocarburos que tiene una horquilla de entre «340 y 1.023 metros cúbicos», tal y como precisaron a este periódico desde Salvamento Marítimo. Se desconoce si la mancha ragmentada que ya tenía 12 kilómetros cuadrados ha ido o no aumentado de tamaño.

En cuanto a los medios enviados a la zona, continuaban realizándose las labores de vigilancia, no de retención ni de recogida de los hidrocarburos, a pesar de contar con estos medios, ya que «aún no se ha considerado poner ninguna barrera ni ningún skimmer», precisaron a LA RAZÓN desde Salvamento Marítimo, organismo que va a «enviar desde Algeciras un tercer barco, ‘‘Luz de Mar’’», que llegará el sábado a la zona».

No será el único. Pastor anunció que van a enviar a la zona un robot con capacidad para bajar a unos 2.400 metros de profundidad e inspeccionar el estado del arrastrero hundido, que lleva en su interior 1.409 toneladas de fuel, 30 toneladas de gasoil y otras 65 de lubricante, informó Efe.

El objetivo seguramente será ver si las fugas se pueden sellar. Si es por colapso de tanques no se podrá, pero si es por respiros, sí. Eso haría que el crudo saliera de forma más lenta y que el impacto fuera menor», explicó Manuel Moreu, profesor de la Escuela de Navales. El siguiente paso será analizar si se puede o no extraer el fuel. Pero eso tiene un coste elevado.

Ahora bien, Fomento tiene intención de reclamar todos los gastos y daños que el incendio del barco y su posterior hundimiento esté provocando, por lo que se está recabando información sobre los seguros que tienen el pesquero Oleg Naydenov y su armadora, la empresa rusa Murmansk Fenix.

Pastor también recordó que, en paralelo, la Fiscalía de Medio Ambiente ha abierto diligencias penales y ha ordenado al Seprona que se desplace a esa zona del Atlántico para tomar muestras. De hecho, «el pasado miércoles por la tarde los agentes inspeccionaron la zona y tomaron muestras a instancias de la Fiscalía de Medio Ambiente de Canarias», precisaron fuentes próximas a la investigación. Es en esa salida cuando avistaron al primer ejemplar visiblemente afectado por el vertido, una tortuga marina, y llamaron al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Tafira, donde recibió los cuidados correspondientes.

«Limpiamos a la tortuga por fuera, así como el ojo, que estuvo a punto de perderlo. También le limpiamos la boca por dentro, ya que tenía hidrocarburos hasta el principio del esófago. Se le dio un antídoto, carbón activo, que permite fijarse al petróleo y evitar que llegue a la sangre. Se le hizo una endoscopia y se le dio suero, ya que tenía una diarrea fuerte», explicó Pascual Calabuig Miranda, del citado centro.

«Ayer ya pasamos a esta tortuga boba (Caretta caretta) a las piscinas del hospital de Taliarte, que tiene un circuito abierto de agua marina y por la tarde estaba en la piscina en el mar, al sol y comiendo. Una vez que defeque el carbón activo se la devolverá al mar. El lunes, si todo va bien, se la soltará en Las Canteras». Una buena noticia para «esta joven tortuga, de un par de años, que migró de América y se tropezó con el fuel».