Hallan microorganismos clave a 5.000 metros en los Andes

Un grupo de especialistas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) encabezados por Carlos Lado ha descubierto "Myxomycetes", microorganismos controladores de las poblaciones bacterianas del suelo y de importante interés evolutivo, a 5.000 metros de altura, en la cordillera andina peruana

El Real Jardín Botánico, con el que desarrollan su trabajo, dio a conocer este martes el hallazgo, en una nota de prensa en la que destacan el nuevo límite de altitud conocido para este grupo biológico.

La expedición a Perú, que duró tres semanas y de la que el equipo español acaba de volver, es parte del trabajo de cerca de 30 años del Departamento de Micología del Real Jardín Botánico sobre los "Myxomycetes", relacionados con los protozoos, organismos unicelulares considerados precursores del reino animal.

Este último viaje culmina un proyecto de diez años que empezó en 2003, denominado "Myxotropic", encaminado a recabar información sobre estos microorganismos en la región neotropical, donde hay muy pocos registros de su población, a pesar de ser una de las regiones más ricas en biodiversidad del planeta.

El equipo de Lado se ha centrado en la investigación de los desiertos y zonas áridas menos desconocidas en busca de la distribución de estos particulares seres vivos.

Entre 2003 y 2005 los investigadores del proyecto estudiaron dos Reservas de la Biosfera del centro de México, Tehuacán-Cuicatlán y Sierra Gorda, que destacan por su riqueza en cactáceas, un sustrato exclusivo y especialmente rico en "Myxomycetes", y durante 2006 y 2008 viajaron a los desiertos de Monte, en Argentina, y Atacama, en Chile, el mas árido del planeta.

Los años 2009 y 2011 los dedicaron a las estepas y semidesiertos fríos patagónicos argentinos, que dominan la mayor parte del extremo sur del continente americano hasta Tierra de Fuego y la fase actual (2012-2014) se ocupa del desierto costero peruano, el más próximo al Ecuador.

Los "Myxomycetes" viven en restos vegetales en descomposición y su papel ecológico es crucial, ya que contribuyen a la formación de humus y a controlar activamente las poblaciones bacterianas del suelo, apunta el Jardín Botánico en su nota, tras recalcar la "novedad"del descubrimiento en suelos crioturbados, donde sobreviven escasas plantas endémicas adaptadas a condiciones climáticas extremas.

La información recabada ha permitido a los científicos, a los que aún les queda un largo año de pruebas de laboratorio antes de publicar un estudio concluyente, "tener una idea precisa de la biodiversidad de la zona, analizar las diferencias y analogías entre los desiertos de un mismo continente y dar a conocer, hasta ahora, cerca de una veintena de nuevas especies".

La muestra de altura de "Myxomycetes"en Perú, se encontró en las laderas del nevado Huascarán, de 6.768 metros y el pico más alto de los Andes tropicales.