Olas de calor mortales llegarán a finales de este siglo

Un grupo de científicos ha anunciado que a finales de este siglo habrá olas de calor tan intensas que será imposible sobrevivir a ellas. Las conclusiones fueron publicadas en la revista "Nature Climate Change, que presentó simulaciones por ordenador de lo que sucederá con las temperaturas globales si las emisiones de dióxido de carbono continúan al ritmo actual.

La zona más afectadas será el Golfo Pérsico. Así, en 2100, las partes de Qatar, los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Bahrein y otros experimentarán alteraciones de temperatura y humedad que harán que la mortífera ola de calor que asoló a Europa en 2003 "parezca un día refrescante", informa "The Independent".

Según el estudio, el "índice de calor", una medida que indica la sensación térmica, podría alcanzar entre 74 y 77 grados centígrados en amplias zonas del Golfo Pérsico durante al menos seis horas al día.

Estas temperaturas son tan altas que el cuerpo humano sería incapaz de producir sudor para regular la temperatura corporal, por lo que no sólo será peligrosa para los grupos de riesgo sino para toda la población.

"Se puede ir a una sauna húmeda y poner la temperatura hasta 35 (Celsius o 95 grados Fahrenheit) más o menos. Se puede soportar durante un tiempo. Ahora, hay que pensar en una exposición prolongada de seis o más horas", explicó el coautor del estudio Elfatih Eltahir, profesor de ingeniería ambiental.

¿Un éxodo masivo?

Estas altísimas temperaturas no se producirán todos los días, pero las simulaciones han indicado que las super olas de calor llegarán una vez por década a finales de siglo y provocar muertes de forma masiva. No en todas las zonas del Golfo quedarían inhabitables. Las ciudades desarrolladas, como Abu Dhabi, Dubai y Doha todavía podía seguir adelante gracias a la amplia disponibilidad de aire acondicionado.

Pero Eltahir y el coautor del estudio Jeremy Pal, de la Universidad de Loyola Marymount, indicó que las personas que trabajen o vivan en la calle no podrían soportarlo. Por ello, avanzan que esto podría provocar una salida masiva de de personas de la región. Sobre La Meca, explicaron que el calor no será tan extremo pero es probable que produzca muchas muertes durante la peregrinación anual.

¿Inevitable?

El investigador del clima Chris Field, del Instituto Carnegie para la Ciencia, apuntó que "si no limitamos el cambio climático para evitar el calor o bochorno extremo, la gente en estas regiones probablemente tendrán que encontrar otros lugares para vivir". Por su parte, Howard Frumkin, decano de la escuela de salud pública de la Universidad de Washington, dijo a que las perspectivas son "aterradoras"para el Golfo Pérsico.