Multitudinarias concentraciones en Zamora y El Campillo por la muerte de Laura Luelmo

Este martes también se han convocado concentraciones en Zalamea La Real y en Nerva, donde la joven profesora impartía clases en el instituto Vázquez Díaz

Cerca de dos centenares de personas se han dado cita esta tarde en una concentración silenciosa que, de forma espontánea, se ha celebrado en la plaza de la Constitución de Zamora / Efe
Cerca de dos centenares de personas se han dado cita esta tarde en una concentración silenciosa que, de forma espontánea, se ha celebrado en la plaza de la Constitución de Zamora / Efe

Este martes también se han convocado concentraciones en Zalamea La Real y en Nerva, donde la joven profesora impartía clases en el instituto Vázquez Díaz.

Centenares de personas de El Campillo (Huelva) y Zamora se han concentrado este lunes en señal de duelo por la muerte de la joven profesora zamorana Laura Luelmo, cuyo cadáver fue hallado hoy tras estar desaparecida desde el pasado miércoles.

Una concentración que también celebrarán para este martes los ayuntamientos de Zalamea La Real, a las 11,00 horas, y de Nerva, a las 13,00 horas, donde la joven profesora impartía clases en el instituto Vázquez Díaz del municipio, en la puertas de los respectivos consistorios.

Tras confirmarse la identificación de Laura, numerosas personas se han congregado en silencio formando un gran círculo en la plaza de la Constitución de Zamora y han mostrado una pancarta en la que se leía "Laura tus hermanas zamoranas no te olvidan".

Por su parte, los vecinos de El Campillo han querido rendir un homenaje a la joven profesora y se han reunido esta tarde en las puertas del centro multifuncional, que se ha convertido en estos días en el puesto de mando de la Guardia Civil, en señal de duelo por la muerte de la joven.

El blog del instituto Vázquez Díaz ha dedicado unas emotivas palabras a Laura, quien estaba "muy integrada"en el centro pese a que llegó allí el pasado día 4 de diciembre, tal y como ha relatado el director del instituto, Isidoro Romero.