Nace un niño con ocho extremidades en Uganda

Un bebé que nació con cuatro brazos y cuatro piernas el pasado 27 de mayo en Uganda se recupera de la cirugía en la que le extirparon a su hermano gemelo "parásito".

Margaret Awino, de 28 años, dio a luz a Paul Mukisa en su casa en Nabigingo, y tras ver el aspeco de su hijo corrió hororizada al Hospital Mulago en Kampala, capital de Uganda, informa el diario británico "Metro". Allí, un equipo de doctores examinó al niño y concluyeron que estaban ante un caso de gemelo parásito, una variante de los gemelos siameses, en el que uno de los hermanos no logra desarrollarse por completo. Paul tenía sus brazos y piernas bien desarrolladas, pero en la zona abdominal contaba con dos extremidades superiores e inferiores de un gemelo exacto, que no tenía ni corazón ni cabeza.

Por ello, se plantearon la posibilidad de extraer al gemelo parásito. En los primeros análisis comprobaron que ambos compartían parte del hueso pélvico y que los órganos de Paul estaban colocados fuera de su sitio. Así, el corazón estaba ubicado en la parte derecha del pecho y el hígado, en el lado izquierdo en lugar del derecho. Después de estos primeros análisis, el bebé fue enviado a casa durante tres meses para que creciera y estuviera más preparado para una intervención de esa envergadura. Finalmente, el pasado 18 de agosto, un equipo de cirujanos completaron la extracción del gemelo parásito, en una intervención que duró alrededor de tres horas.

Ahora, tres semanas después, el bebé se recupera con normalidad y está siendo amamantado sin dificultad, según los médicos. "Tanto el padre como la madre estaban muy agradecidos con los médicos porque al principio pensaron que la malformidad se debía a la brujería, y su bebé era motivo de burlas debido a las anomalías", afirmó el doctor Kakembo, uno de los responsables de la intervención. Paul permanecerá durante dos semanas más en el hospital y con el tiempo deberá ser sometido a una nueva cirugía para reducirle el hueso pélvico, que le puede provocar problemas al caminar.

La incidencia de gemelos siameses es uno en 50.000, mientras que los gemelos parásitos son extremadamente poco comunes. La condición se crea normalmente cuando el desarrollo de uno de los gemelos se detiene en un momento dado durante el embarazo, y los restos de ese gemelo se fusionan con el gemelo que se siguió desarrollando. En 2007, una niña que tenía ocho extremidades en la India fue noticia a nivel mundial después de que un equipo de 30 cirujanos realizara con éxito la intensa operación de 27 horas para eliminar a su "gemelo parasitario".