Primer trasplante a una gran quemada con piel fabricada con sus células

Evita rechazos, reduce las posibilidades de infecciones y aumenta la recuperación de la paciente

Alonso y Ramírez de Arellano informaron sobre este nuevo hito de la sanidad pública andaluza
Alonso y Ramírez de Arellano informaron sobre este nuevo hito de la sanidad pública andaluza

Una mujer de 29 años se ha convertido en la primera receptora de este trasplante de piel fabricada con sus propias células.

Una joven con el 70% de su superficie corporal quemada ha recibido con éxito en Andalucía el primer trasplante internacional de piel humana fabricada con sus propias células, una patente pionera que combina ingeniería tisular y nanoestructuras para dar más elasticidad y permitir tratar la piel. Esta mujer, de 29 años, que el pasado mes de abril sufrió quemaduras en el 70% de su cuerpo se ha convertido en la primera receptora de este trasplante de piel fabricada con sus propias células, por lo que evita rechazos, reduce las posibilidades de infecciones y aumenta la recuperación de la paciente.

Se trata, además, del primer trasplante internacional que utiliza un modelo de piel fabricada a partir de las células de la paciente y agarosa, una sustancia química obtenida de un alga marina que mejora la elasticidad de la piel artificial, aumenta su grosor para poder manipularla y cumple los estándares europeos de fabricación de medicamentos. Profesionales de los hospitales de Granada y Sevilla y la Universidad granadina han posibilitado esta operación, que mejora otros tipo de piel artificial que no se adaptaban a la normativa europea y con la que, además, mejoran los resultados clínicos de la paciente, con un "pronóstico infausto"sin esta técnica.

Los responsables del equipo de ochenta investigadores y sanitarios que han posibilitado el trasplante han subrayado que una de las características de esta nueva piel humana autóloga consiste en sus propiedades de deformación, que permiten tanto el manejo quirúrgico como adaptarse a las necesidades de la paciente. Se trata del primer trasplante internacional de estas características en grandes quemados, ya que existen otras técnicas que se emplean en Estados Unidos con piel artificial, pero que se adecúan a pequeñas áreas quemadas y no se fabrican con las células del paciente, por lo que genera rechazos y amplía las posibilidades de infección.

En el trasplante, el equipo utilizó dos láminas de piel de la joven de cuatro centímetros cuadrados cada una para fabricar 5.900 centímetros que, en dos intervenciones, han implantado en su cuerpo. El doctor Miguel Alaminos ha destacado que este trasplante representa un hito tras una década de trabajo de ingeniería tisular para crear este biomaterial con una estructura similar a la piel, gracias al que la paciente podrá recibir el alta médica dentro de aproximadamente un mes al presentar una evolución favorable.

La doctora Purificación Gacto, de la unidad de Cirugía Plástica del Virgen del Rocío de Sevilla, ha explicado que la paciente presentaba un "pronóstico infausto"como ocurre con grandes quemados, pero este trasplante ha permitido que empezara a generar nidos de piel propia dos semanas después de la intervención. La nueva patente, registrada por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y la Universidad de Granada, permite generar piel con mayor resistencia al manipulado y a los cambios posturales, con más elasticidad y que evita infecciones y pérdida de líquidos.

Hasta el momento, los grandes quemados recibían injertos de piel de donaciones de fallecidos, trasplantes temporales con mayores riesgos tanto de rechazo como de infecciones, por lo que esta nueva técnica facilita la recuperación y reduce las tasas de mortandad. Actualmente, se está fabricando piel para un segundo paciente con más del 70% de su superficie corporal quemada, que será intervenido en las próximas semanas, y el SAS ya ha solicitado la autorización para el uso hospitalario en todo el país de este tipo de piel.

Los consejeros de Salud y de Economía y Conocimiento, Aquilino Alonso y Antonio Ramírez de Arellano, respectivamente, han adelantado que de manera paralela se trabaja en fabricar sustitutos cutáneos alogénicos, que son los que no proceden del propio paciente, como sustituto cutáneo en las primeras horas tras sufrir quemaduras de gravedad. Este sustituto ya se ha utilizado en el paciente que recibirá el segundo trasplante de piel artificial autóloga y se utilizará en otro paciente con más del 40% de superficie corporal quemada, y tiene como ventaja que se puede fabricar en un periodo de entre 48 y 72 horas para ofrecer una cobertura temporal hasta que se dispone de la piel artificial autóloga.