«Resucitan» a un hombre tras meterlo en un bañera de hielo

Bulent Sonmez junto a su esposa
Bulent Sonmez junto a su esposa

Bulent Sonmez, de 40 años y padre de dos hijos, sufrió un infarto y fue trasladado de urgencia al hospital de Ankara (Turquía). Los médicos intentaron recuperarlo por todos los medios, pero no fue posible. Entonces decidieron utilizar la hipotermia terapéutica, una controvertida técnica, para intentar reiniciar su corazón. Para ello, lo metieron en una bañera llena de hielo y bajaron su temperatura hasta los 30 grados para limitar los efectos de la falta de oxígeno en su cuerpo, informa "Mirror".

La arriesgada iniciativa de los médicos tuvo su recompensa y el corazón comenzó a latir. Durante 24 horas mantuvieron su ritmo cardiaco y devolvieron la temperatura corporal del paciente a la normalidad.

Cuando Sonmez recuperó la consciencia sólo podía recordar la mitad de su vida y no tenía ningún recuerdo de su mujer y sus hijos.

Según explicó su mujer, Sibel Sonmez, de 39 años, dijo a medios locales "fue como una película, yo no sabía cómo explicarle que teníamos dos hijos que le estaban esperando en casa. Traté de ayudarle mostrándole fotografías, pero me costó mucho trabajo convencerlo. Sonmez se ha sometido a terapia durante los ocho últimos meses y ha recuperado bastantes recuerdos, pero todavía tiene muchas lagunas.

El doctor Omer Zühtü explicó que "parece haber recuperado gran parte de su memoria. No hemos encontrado mucha literatura para conocer los efectos secundarios del tratamiento de hipotermia terapéutica. Sigue siendo un procedimiento controvertido pero creemos que en este caso sin duda le salvó la vida".

Tratamiento de la hipotermia terapéutica se puede utilizar para limitar los efectos de la falta de oxígeno en pacientes de ataque cardiaco, pero puede causar graves daños cerebrales.