Cataluña deberá pagar 1,3 millones por secuelas de un parto

Un juez ha condenado al Servicio Catalán de Salud a indemnizar con 1,3 millones de euros a los padres de un bebé que quedó tetraparésico por las lesiones cervicales que sufrió en el parto por a una "clara negligencia"de los médicos, que optaron por un parto vaginal en vez de por cesárea. En la sentencia, el juzgado de lo contencioso número 15 de Barcelona da la razón a los padres, asesorados por la asociación el Defensor del Paciente, y considera negligente la actuación de los médicos del Hospital de Sant Pau y Santa Tecla de Tarragona al optar por un parto vaginal "que no era, ni de largo, la única opción, ni mucho menos la que menor riesgo comportaba para la salud de quién había de ver la luz".

La tetraparesia es una disfunción motora de las cuatro extremidades. Los hechos ocurrieron el 20 de octubre de 2003, cuando la madre, que se encontraba en la trigesimosexta semana de embarazo, acudió al servicio de urgencias del área básica de El Vendrell (Tarragona) por un dolor en la pelvis y de allí la trasladaron en ambulancia al Santa Tecla.