Actualidad

Sasha, el bebé abandonado porque nació sin ojos, busca una familia

El bebé nació con una extraña enfermedad y busca una familia que quiera adoptarlo

Alexander K nació en la localidad rusa de Tomsk el pasado mes de abril. Su madre se enteró durante el embarazo que el bebé nacería sin ojos, decidió que en sus circunstancias no podía cuidarlo.

Publicidad

Alexander K nació en la localidad rusa de Tomsk el pasado mes de abril. Su madre se enteró durante el embarazo que el bebé nacería sin ojos, decidió que en sus circunstancias no podía cuidarlo. La madre acudió a un orfanato y lo abandonó. Desde ese momento se quedó a cargo de las enfermeras, que lo describen como un bebé "perfectamente sano", cariñoso y receptivo. el único problema que han observado son dos quistes benignos en la frente que pronto le extirparán. La doctora de Tomsk, Tatiana Rudnikovich explicó que "Sasha está pasando por todos los controles y pruebas regulares como cualquier otro bebé de su edad. Lo está haciendo bien".

La persona más cercana a Sasha es una enfermera del orfanato infantil de Tomsk. Fue precisamente ella la que la llevó a San Petesburgo, donde los médicos le implantaron con éxito pequeños orbes en los ojos para asegurarse de que su rostro no se deformase.

"No es diferente a otros niños, juega y sonríe como cualquier bebé sano. Le encanta jugar y le encanta nadar, es un bebé muy alegre'', indicó la enfermera al "Siberian Times". Sasha necesitará tener nuevos orbes protésicos cada seis meses, que deberán siendo cada vez más grandes en función de su desarrollo físico.

Publicidad

Solo hay otros dos casos de bebés nacidos sin ojos registrados en el mundo. El mejor documentado es el de la bebé "milagro"británica Archie Innes. Archie, de dos años, forma parte de una familia escocesa que actualmente vive en Sydney, Australia. Su madre fue informada sobre el síndrome de anoftalmia SOX2 de Archie 31 semanas después de su embarazo. Este síndrome afecta a una de cada 25 millones de personas en el mundo e implica que los bebés nacen sin globos oculares o muy pequeños. En el caso de Archie, también tiene un retraso motor muy grave y una discapacidad auditiva leve a moderada.

Publicidad

La ficha de adopción de Sasha dice que es “un bebé pacífico y sonriente”. “Él devuelve la sonrisa tan pronto como escucha voces familiares. Su sonrisa lastima el corazón”, indicó Rudnikovich.

Los padres adoptivos deben ser de Rusia, pero si nadie se interesa por él podría abrirse la puerta a que los padres adoptantes sean extranjeros, tal y como establece la legislación rusa.