Sin pistas del menor desaparecido en Alcalá de Henares

La madre del menor desaparecido, Carmen Rainero, ha detallado que en los últimos días han participado en la búsqueda unidades acuáticas, perros adiestrados e incluso el GEO.

La Policía continúa buscando, fundamentalmente en el río Henares, al menor de 17 años que desapareció hace una semana tras acudir con unos amigos a una discoteca de Alcalá de Henares (Madrid), sin que por el momento se hayan encontrado indicios que permitan saber qué le ocurrió. Informa Efe.

Así lo ha explicado a Efe la madre del menor desaparecido, Carmen Rainero, que ha detallado que en los últimos días han participado en la búsqueda unidades acuáticas, perros adiestrados e incluso el GEO.

La batida se centra fundamentalmente en el río Henares y sus inmediaciones, ya que la discoteca Decano en la que se vio por última vez a Richard Ángel la madrugada del sábado 1 está cerca del caudal.

Fuentes de la investigación han informado a Efe de que por el momento no existen indicios objetivos de que el joven haya desaparecido como consecuencia de una agresión o acto violento, y por lo tanto las pesquisas apuntan a que pudo tener un accidente o un problema de salud.

No obstante se analizan todas las posibilidades sin descartar totalmente ninguna, según las fuentes.

La madre asegura que la Policía no le ha comunicado cuál es la hipótesis principal que se maneja y ha pedido calma hasta que la investigación avance.

Los amigos que estaban con Richard Ángel en la discoteca explicaron que el menor había bebido y chocó sin querer con una chica, lo que motivó que el novio de ésta y unos amigos comenzaran a pelearse con él y a golpearle.

Luego el joven se marchó de la discoteca solo, andando, y ya no le volvieron a ver. Su familia denunció la desaparición ese mismo día.