El FBI acaba con uno de los virus informáticos más letales

El FBI ha logrado desarticular una de las redes de delincuentes informáticos más lucrativas de la historia, que utilizaban virus para acceder a los ordenadores de sus víctimas, apoderarse de sus contraseñas y cuentas bancarias y robarles el dinero.

Según la propia agencia federal estadounidense, esta banda ha pirateado al menos un millón de ordenadores privados, entre los que se encuentran organismos oficiales e incluso la propia NASA.

Según la información facilitada por el FBI y que recoge el diario estadounidense The Huffington Post, los tres cabecillas de la banda -Nikita Kuzmin, Mihai Paunescu y Deniss Calovskis- habían montado una red de pirateo a gran escala que afectó en Estados Unidos a 40.000 usuarios, pero a muchos más en el resto del mundo.

Los hackers crearon el virus, bautizado como "Gozi", que se presentaba a los usuarios como un inocente PDF. Cuando era abierto, instalaba de forma disimulada un virus malicioso que iba rastreando toda la información bancaria sensible para después facilitar el acceso a las cuentas.

Según las autoridades estadounidenses, con este método los delincuentes se habían apoderado de "decenas de millones de dólares".