La lista de los reyes... de los videojuegos

Más de 14 millones de españoles disfrutan de este entretenimiento, de ahí que este regalo sea un acierto seguro, pero ¿cuál escoger?

De acuerdo con datos de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), más de 14 millones de españoles se dejan seducir por este tipo de entretenimiento. Y la franja de edad que más lo consume es la que se encuentra entre los seis y los 14 años. En estas edades, tres de cada cuatro niños se sientan ante la pantalla, ordenador o consola portátil para enfrentarse a puzles, alienígenas, zombies o aventuras en paisajes desafiantes. Y, a partir de los 15 y hasta los 24, la mitad de los jóvenes también sucumbe a esta tendencia. Regalar un videojuego, por lo tanto, es apostar con sobre seguro. El único problema es saber cuál.

Para los que esperan: «Amplitude»

En 2003 los estudios Harmonix lanzaron «Amplitude», un juego musical para PS2, mezcla de «Guitar Hero» con paseos por carreteras diseñadas para «Tron». Los fanáticos sumaron legión, pero el éxito financiero no respondió. Por eso, gracias a una campaña en Kickstarter (en la que se recaudó casi un millón de euros), poco más de una década después y con nuevas tecnologías, en 2016 llegará la nueva entrega que será, según se anticipa, mucho más inmersiva que la versión anterior.

Buscando sorpresas: «Xcom 2»

Es interesante cuando una saga no se conforma con seguir una historia predecible y contentarse con nuevas armas o destrezas, y le da un giro de 180 grados al argumento. Eso es lo que hace «XCOM 2». Ahora los enemigos son mayoría, la Tierra ha sido dominada y la única forma de derrotar a los invasores es mediante la guerrilla y la huida. Más frenético, más veloz e imposible de anticipar. En definitiva, un desafío.

Un atisbo... ¿al futuro?: «Deus Ex: Mankind Divided»

El videojuego transcurre en el año 2029, una época en la que la humanidad está dividida entre diferentes facciones que se han aprovechado de las mejoras físicas, genéticas, neurológicas y las que no. Esta segunda parte del videojuego tiene mayores mejoras, más recursos y diferentes mapas. Vamos, todo se complica y se torna más divertido y desafiante.

Buscadores de espías: «Tom Clancy’s»

En «Tom Clancy’s The Division», el Gobierno de EE UU se colapsa por un virus desconocido y el protagonista debe hacerse cargo de llevar a buen puerto el país. Para ello en esta historia, el jugador deberá explorar ciudades derruidas y regiones que se abren por cada nuevo desafío: «Destiny» y «Walking Dead» se alían con James Bond. La segunda alternativa, «Tom Clancy’s Ghost Recon: Wildlands», es un juego puro de acción, un «shooter» de libre elección en el que las historias paralelas se enriquecen y elevan el nivel del argumento principal.

Destino de ladrón: «Uncharted 4: A thief’s End»

Una de las grandes virtudes de una saga es que uno sabe que terminará y que no se alargará sin sentido con historias superficiales. Aparentemente ésta podría ser la última entrega de las aventuras de Nathan Drake. O no. Pero de serlo es un buen cierre, con personajes inesperados, como el desaparecido hermano del protagonista, un ladrón llamado Sam con quien viaja a Madagascar para una «última misión». Y quizás hasta aparezca Elena. Un poco de romanticismo sería una recompensa para Drake.

Para nostálgicos: «Street fighter 5»

No es un videojuego para todos los gustos. Ni siquiera es un juego más de peleas. Pero no garantizamos que sea del agrado de los seguidores. Sí tiene novedades: ataques, habilidades y golpes propios de cada uno de los protagonistas. Los que conocen la saga disfrutarán del videojuego, los que comienzan pueden pensar que es un golpe bajo.

Amantes del gore: «Doom»

Sangre, tripas, disparos. La nueva entrega lo tiene todo cubierto. Y, aprovechándose de la tecnología, los efectos son mejores y el elemento gore, decapitaciones y miembros amputados incluidos, aumenta en calidad. La historia... bueno, nadie es perfecto y más vale seguro conocido que probable por conocer.

La magia de los personajes: «Dreams»

Los que se hayan enamorado de «LittleBigPlanet» por sus personajes encontrarán un nuevo objeto de deseo en «Dreams», eso sí, es mucho más experimental y excéntrico. En otras palabras, «Dreams» es raro (muy mucho, que dirían algunos), como una mezcla de teatro de títeres y sombras chinas que se pueden moldear a mano con «stop motion». ¿Cómo se juega entonces? Usando la imaginación en lugar de las armas.

Decanos del pasado: «Final Fantasy 15»

Si se unieran los 47 ronin con un melodrama manga, el hijo podría ser este capítulo de «Final Fantasy». Tras diez años trabajando en ella, con un nuevo director Hajime Tabata, que no teme asumir riesgos, parece que habrá mucho más que Chihiro con katana.

Diseño Rompedor: «No Man’s Sky»

Así como muchos videojuegos abandonan la estética para centrarse en la historia y otros recurren a lo opuesto, a veces, algunos logran reunir ambas. Y eso es lo que le sucede a «No Man’s Sky». El objetivo es sobrevivir en un universo infinito que genera planetas y sistemas solares a medida que se avanza.

Aquellos viejos tiempos: «Ratchet & Clank»

Un secreto: si no conoce estos dos nombres, probablemente no le interesará nada de lo que venga a continuación. Pero estos dos amigos, «Ratchet & Clank», un lince y un robot, respectivamente, vuelven con nuevo armamento y características. Un clásico que no falla.

El arte de la guerra: «For Honor»

¿Quien no ha querido ser un samurai, un vikingo o un caballero medieval? Perdón, ¿qué fanático de los videojuegos no ha querido ser alguno de estos personajes? Cada guerrero tiene sus habilidades y sus armas específicas. Un documental hecho juego. ¿Qué más podemos desear los raritos?

Nada es lo que parece: «Unravel»

«Monument Valley» ha sido una nueva brújula en lo que a videojuegos respecta. Y «Unravel» sigue esa estética simple pero evocadora en la cual sólo hay un protagonista, en este caso Yarny, que explora el mundo que lo rodea resolviendo puzzles. Su nombre proviene de «Yarn», que significa hilo, tejido, pero también significa contar historias.