Trasladan a Santiago a Rosario Porto para someterse a un nuevo reconocimiento forense

Rosario Porto, la madre de la niña Asunta Basterra Porto, cuyo cadáver fue hallado en una pista forestal en el municipio de Teo (A Coruña) el pasado mes de septiembre, ha sido trasladada este jueves a Santiago para someterse a un nuevo reconocimiento forense. Según han confirmado a Europa Press fuentes jurídicas, el examen forense estaba previsto a partir de las 10.00 horas en las instalaciones del Imelga en los juzgados de Santiago, por lo que Rosario Porto ha sido trasladada a la capital gallega desde la cárcel coruñesa de Teixeiro, en la que permanece en prisión provisional imputada por el asesinato de su hija, junto a su exmarido, Alfonso Basterra.

El viernes pasado estaba previsto que Porto se sometiera a una prueba psiquiátrica, que tuvo que ser suspendida por asistir como letrada a las declaraciones de los testigos fijadas en esa jornada. La toma de declaraciones a testigos en la causa sobre la muerte de Asunta solicitadas hasta la fecha por las partes ha concluido, aunque siguen pendientes otras cuestiones, como pruebas forenses y psiquiátricas, según había confirmado el letrado de Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren. Entre estas pruebas, están las sesiones del Imelga para determinar la salud mental de la madre de Asunta y las periciales psiquiátricas solicitadas también por la defensa de Rosario Porto.

Exámenes pendientes

Según se determinó en su momento, serían un total de siete las pruebas que se practicarían. De ellas, únicamente se han realizado dos hasta la fecha, después de que el reconocimiento forense al que iba a ser sometida el pasado viernes Rosario Porto se pospusiese al ejercer, por primera vez en el caso, como abogada en las testificales que hubo ese día. En este proceso también está pendiente que se practiquen pruebas forenses pedidas por todas las partes y que se aclare si hubo o no contaminación en los laboratorios de la Guardia Civil de Madrid en relación con los restos de semen localizados en la ropa de Asunta. "Y que nos entreguen íntegramente las grabaciones", había dicho Aranguren tras las conversaciones grabadas a los padres.