Un hombre baja a tumba abierta con una silla de ruedas por una calle de Barcelona

La silla podría estar «tuneada» con un motor eléctrico y podría superar los 70 km/h

En el centro de la imagen, el "kamikaze"efectuando un adelantamiento con la silla de ruedas
En el centro de la imagen, el "kamikaze"efectuando un adelantamiento con la silla de ruedas

A toda velocidad con su silla de ruedas por el centro de Barcelona. Circula en zigzag, adelantando, una temeridad. Lo graba el copiloto de una moto que ni llega a alcanzarlo. El vídeo está colgado en internet pero la Guardia Urbana cree que es casi imposible sancionarlo. No se le ve la cara y la silla no tiene ninguna identificación. De haberlo pillado in fraganti, la multa podría ser de 500 euros por conducción temeraria. Pero ¿qué tipo de silla va tan rápido? Hay quien cree que es una normal, pero cuesta abajo y sin frenos. Y la Guardia Urbana sospecha que podría ser una silla tuneada, informa Atlas.

De hecho, varios usuarios de Facebook han comentado la foto e indican que no es la primera vez que se encuentran con él: "Me lo he encontrado por Rosellón un par de veces. Yo iba en moto y no conseguí adelantarle, el tipo es un peligro porque va a toda a velocidad metiéndose entre los coches sin seguridad de ningún tipo", afirma uno de los comentarios que, además, añade que la silla lleva un motor, aunque no tiene retrovisores"y otro usuario añade que son motores eléctricos con una gran aceleración y fuerza de empuje capaces de superar los 75 kilómetros hora. Otros usuarios de la red social criticaron la actitud de este hombre porque no sólo pone en peligro su vida, sino que también a los demás vehículos que circulan por la vía.

Hay precedentes de sillas de ruedas modificadas. Un minusválido brasileño fue detenido en carretera con su silla "tuneada"a 80 kilómetros por hora. Y en Santiago de Compostela pillaron a un tetrapléjico en camilla por la autovía. Se metió por error cuando iba a un club de alterne. Según el reglamento de circulación los ocupantes de estas sillas son peatones. Deben ir por la acera y, si no hay, por el arcén o la parte derecha de la calzada. Pero sin adelantar.