Un piloto se queda dormido y se pasa casi 50 kilómetros del aeropuerto de llegada

Los controladores aéreos realizaron varias llamadas por radio al piloto que no fueron respondidas, aunque al final logró aterrizar en su destino

Avión de Vortex Air
Avión de Vortex Air

Los controladores aéreos realizaron varias llamadas por radio al piloto que no fueron respondidas, aunque al final logró aterrizar en su destino.

Un piloto de la compañía aérea Vortex Air está siendo investigando por la Oficina de Seguridad del Transporte de Australia (ATSB) debido a que se quedó dormido en un avión de carga cuando se encontraba al mando de un trayecto entre Tasmania y King Island, pasándose de su destino 46 kilómetros, tal y como recoge 'The Independent'.

Según informa la ATSB, es posible que el piloto que controlaba un Piper PA-31 Navajo Chieftain, con capacidad para nueve personas, podría estar pasando una crisis personal que le afectó a sus horas de sueño, cayendo dormido durante la velocidad de crucero. Los datos de seguimiento del vuelo muestran que el avión aterrizó de manera segura a pesar de su leve desvío.

«El piloto y la aeronave viajó más allá del punto de destino previsto mientras operaba en piloto automático», explicó Vortex Air. A pesar de que la torre de control intentó establecer comunicación por radio con el piloto, no fue posible.

Este caso está siendo tratado como un "incidente operacional serio"por la ATSB. Los investigadores tomarán declaración al piloto, recopilarán pruebas y revisarán los procedimientos de la compañía aérea antes de presentar un informe final.