Asia

Un virus remoto

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El zika tiene preferencia por las células neurológicas y por eso provoca microcefalia en los bebés recién nacidos.

–Tenemos en España el primer caso importado de zika en una embarazada. ¿Hay evidencias de que el virus provoca microcefalia en el feto?

–Lo que se sabe por el momento es que en Brasil los datos parecen indicar que sí podría haber una relación entre el virus y esta malformación con la que nacen los bebés.

–¿Por qué la provoca?

–Este virus tiene preferencia por las células neurológicas y por eso provoca microcefalia en los recién nacidos. En adultos, el zika se ha asociado también a la meningitis y al síndrome Guillain-Barré, tal y como se ha descrito en epidemias anteriores en Asia, aunque la incidencia se ha descrito como muy baja.

–El principal problema es que es un virus silencioso, ¿no?

–En el 75-80% de los casos es asintomático, es decir, los pacientes pasan el virus pero no saben que lo tienen.

–¿Hay riesgo en España?

–El principal problema estaría en la cuenca mediterránea, donde existe el mosquito, vector de transmisión, que en verano, cuando está activo, sí podría trasmitirlo. En cualquier caso, la posibilidad de que se produzcan contagios aquí es remota, aunque existe. Habrá que ver cómo evoluciona en América y tenerlo en cuenta.

–¿Cuál es la mejor forma de luchar contra el zika?

–Lo mejor es atacar al vector de transmisión, controlando y eliminando las poblaciones establecidas en nuestro país. Luego están las medidas preventivas: usar ropa larga y lociones antimosquitos para evitar picaduras. Por el momento, no existe un tratamiento que pueda hacer frente a este virus.

Juan González del Castillo es coordinador del Grupo de Infecciones de la Sociedad Española de Medicina de Emergencias