Una bloguera graba su propio accidente de moto

La famosa instagramer, que iba a 180 km por hora cuando chocó con el quitamiedos, acostumbra a subir a sus redes vídeos con peligrosos trucos en moto

Daria Kupriyanova en el momento del accidente
Daria Kupriyanova en el momento del accidente

Una bloguera graba su propio accidente de moto cuando iba a 180 km por hora y chocó con el quitamiedos.

Una instagramer y youtuber rusa ha grabado su propio accidente de moto a más de 180 km por hora. A pesar de las impactantes imágenes la bloguera solo ha sufrido lesiones en los nervios y tiene un dedo roto. Se trata Daria Kupriyanova una conocida youtuber y experta en motos que acostumbra a subir a sus redes vídeos mostrando peligrosos vídeos en moto y ya había publicado vídeos similares en su cuenta de Instagram. Sin embargo esta vez la instagramer no controló la velocidad y acabó cayendo en medio de la autopista. El accidente tuvo lugar cuando Daría choco con un quitamiedos mientras conducía a 180 km por hora por una carretera rusa haciendo "caballitos"en la moto a la vez que filmaba la ruta.

Lo más preocupante es que no es la primera vez que esto sucede. El grabarse durante la conducción "está de moda"y ya son muchos los vídeos de este tipo que se difunden por las redes.

¿Por qué se ha masificado el uso de cámaras en la conducción en Rusia?

En los últimos años los ciudadanos rusos han comenzado a usar cámaras montadas en los automóviles, conocidas como DashCams, y esto ha dejado muchos vídeos en Youtube de impactantes accidentes en las carreteras rusas. Es más a día de hoy en Rusia son obligatorias para evitar los fraudes,ya que no era raro encontrarse con casos de denuncias por falsos atropellos a peatones o casos de corrupción policial. El uso de estas DashCams se debe, además, a que hoy en día las cortes judiciales en Rusia cada vez ignoran más a los testigos presenciales de los accidentes, por la gran cantidad de mentiras, fraudes y corrupción que existen. De hecho, en Rusia es casi imposible obtener un seguro contra accidentes que cubra todo tipo de situaciones a un precio razonable. Por ello, los conductores de automóviles rusos han recurrido a estas cámaras para protegerse y usar las imágenes grabadas por estas como un testigo imparcial de los hechos.