¿Buscas trabajo? Entonces, resuelve este enigma

Se trata de una reciente aplicación que permite detectar cualidades de liderazgo, compromiso o empatía, pero también da información a los candidatos sobre cómo mejorar sus habilidades

La idea es sencilla: imagina por un segundo que en lugar de una entrevista con responsables de Recursos Humanos, se pudiera realizar una primera aproximación al puesto de trabajo a través de un videojuego. Eso es lo que propone la plataforma Nawaiam (fonema de Now I am, en inglés), una propuesta nacida de la mente de Javier Krawicki y Horacio Llovet.

Tras el lanzamiento de las webs especializadas TuPrimerLaburo en Argentina, TuPrimerCurro en España y TuPrimeraPega en Chile, los responsables han apostado por la estrategia de gamificar el proceso de selección de personal. Mediante la inteligencia artificial y la ciencia de datos, unido a guionistas, ilustradores y psicólogos, se ha creado un juego en el que somos los capitanes de un barco en un escenario apocalíptico: el cambio climático ha provocado que las aguas suban su nivel unos diez metros en apenas 48 horas. Han desaparecido numerosas ciudades y no hay tiempo de reacción para salvar a todos. Así, mediante preguntas de ingenio, creatividad, ética y resolución de conflictos, el sistema crea un perfil del candidato en tiempo real. Todo ello mejora un 42% la calidad de los procesos de reclutamiento y selección al tiempo que reduce un 30% el coste con respecto a otras herramientas tradicionales.

Lo interesante del juego es que es una herramienta de ida y vuelta, útil para la empresa, pero también para el candidato. Para Recursos Humanos permite trazar un perfil del candidato ideal en base a ciertos valores y cada decisión del candidato es evaluada por la IA con un valor concreto, que lo acerca o lo aleja del perfil.

Sin la misma presión

Pero no sólo la empresa empleadora tiene acceso a los resultados de Nawaiam, si no que los propios aspirantes reciben en su correo electrónico una retroalimentación con sus aptitudes y posibles mejoras. De esta manera, es beneficioso para todas las partes aunque finalmente no se formalice ningún contrato. Así, el algoritmo relaciona las respuestas con conductas y a medida que se utiliza con más frecuencia más aprende y más capacidad tiene para detectar sutilezas en la conducta. El juego también permite evaluar las capacidades de empleados que quizás estén en un puesto que no aprovecha todas sus virtudes.

Y aquí es cuando comienzan los beneficios para empleados y candidatos. El primero de ellos es que el juego puede llevarse a cabo desde el hogar: los candidatos reciben un código para acceder al juego y, al sumergirse en la dinámica de la historia, lo hacen sin sentir que están siendo evaluados.

Finalmente, tanto los aspirantes como la empresa reciben un informe. Esta última en forma de los perfiles más adecuados según las necesidades, mientras que a los candidatos, les llega un informe que explica sus puntos fuertes, aquellos en los que se puede mejorar y cuáles potenciar. Y todo ello en apenas 15 minutos de juego.