Cuidado con el frío: así afectan las bajas temperaturas a tu móvil

En los casos más extremos, pueden llegar a destrozarlos y volverlos inoperativos

Cómo afecta el frío a tu móvil
Cómo afecta el frío a tu móvilLa Razón (nombre del dueño)Archivo

Con la llegada de las bajas temperaturas notamos cómo nuestro organismo sufre cambios en algunas de las constantes habituales y por ello, necesitamos de cuidados para regular la temperatura corporal. Pero nosotros no somos los únicos que padecemos las consecuencias del frío, los dispositivos electrónicos también. Desde Librephonía explican que éste hace que los teléfonos no funcionen correctamente siendo la pantalla y la batería las prestaciones que más se ven afectadas.

“El smartphone interpreta las bajas temperaturas como un gasto extra de la batería, lo que provoca que se ralentice su funcionamiento habitual, puesto que tiene que utilizar más energía para mantenerse en la zona óptima de temperatura de funcionamiento. Además, en ocasiones, lo que ocurre es que en la pantalla se refleja un porcentaje de carga menor de lo que realmente tiene e, incluso, puede que se produzca un apagón repentino”.

En este sentido, estas consecuencias que afectan a los teléfonos tienen una explicación tecnológica. La mayoría de los dispositivos disponen de baterías de iones de litio que se basan en reacciones químicas para producir la carga de energía. Lo que ocurre cuando la temperatura ambiente es baja es que dichas reacciones químicas que se producen por el movimiento de iones es más lenta y por tanto, tardan más tiempo en producirse. Como consecuencia de esto, el funcionamiento del dispositivo se ralentiza o incluso entra en un estado de congelación, es decir, se apaga.

¿Qué puedo hacer?

  • Realizar la carga de batería en un lugar cuya temperatura ronde los 15 - 25 grados.
  • Si su móvil se ha apagado, caliéntalo con las manos antes de encenderlo.
  • Abrigue su móvil con una funda de neopreno para mantener mejor el calor.
  • Si usa el teléfono cuando realiza una actividad física al aire libre, manténgalo en el bolsillo o pegado a tu cuerpo para que su temperatura no baje.
  • Utilizar los auriculares con manos libres para evitar exponerlo al frío.
  • No deje el terminal en un lugar expuesto como en el interior de un vehículo al aire libre o en la mesa de una terraza.

Por último, a pesar de las consecuencias que experimentan los dispositivos electrónicos con la baja de temperaturas, los daños que se producen son reversibles. Lo que significa que en cuanto el teléfono recupere su temperatura habitual, éste funcionará a pleno rendimiento.