El cifrado de extremo a extremo y otros consejos para WhatsApp

Los agujeros de seguridad son cada vez más comunes en el principal servicio de mensajería. En nuestra mano está también reducirlos

Adoptar ciertas medidas de seguridad en WhatsApp evita ataques / Reuters
Adoptar ciertas medidas de seguridad en WhatsApp evita ataques / Reuters

Los ataques a WhatsApp por parte de piratas informáticos son cada vez más comunes. Muchos de ellos, como ha reconocido la propia compañía propiedad de Facebook, se deben a inquietantes agujeros de seguridad en una plataforma en la que, por definición, se vuelcan datos privados que pueden tener mucho valor.

Algunos de estas agresiones externas se traducen no solo en que los hackers interceptan y manipulan el contenido de estos mensajes, sino que pueden llegar incluso a instalar un software de espionaje en dispositivos Android e iOS para obtener el acceso total a cualquier dato almacenado en el smartphone.

El primer responsable de evitar estos ataques es, por supuesto, la propia empresa de mensajería, pero ponérselo un poco más difícil a los piratas informáticos está también en mano de los usuarios. Los expertos de la firma antivirus Check Point destacan tres sencillos consejos para evitar que nos pirateen el WhatsApp:

1. Instalar la última actualización de la aplicación y del sistema operativo: es fundamental tener en cuenta que los parches de seguridad sólo se instalan en las últimas versiones, por lo que las anteriores quedan vulnerables ante nuevas amenazas, algo que los ciberatacantes saben aprovechar al máximo.

2. Mantener el smartphone “limpio”: eliminar las aplicaciones cuyo uso sea residual o nulo, revisar los ajustes de privacidad, deshabilitar permisos y borrar las cookies para liberar espacio en la memoria del teléfono hace menos vulnerable el dispositivo. Es recomendable también desactivar utilidades como el GPS cuando no se esté utilizando, ya que “de esta forma dificultaremos a los ciberatacantes el acceso a este tipo de información”, recuerdan en Check Point.

3. Incorporar medidas de verificación dos pasos. “Uno de los principales atractivos de WhatsApp reside en su cifrado de extremo a extremo, que impide acceder a conversaciones ajenas –explican estos expertos-. Sin embargo, si realizas copia de seguridad en la nube, esta no cuenta con ese nivel de protección. Por este motivo, para dificultar el acceso al backup, es muy recomendable incorporar medidas de verificación de identidad de 2 pasos a través de huella digital o códigos recibidos en el propio smartphone. De esta forma, aunque un atacante se haga con nuestro usuario y contraseña, esa medida extra de seguridad evitará que tenga acceso a nuestra información en la nube”.