Tecnología

Facebook, acusada de nuevo de filtrar datos

Pasó a gigantes tecnológicos como Microsoft, Amazon o Netflix más información personal de sus usuarios de lo confesado hasta ahora

La red social Facebook compartió más datos personales de sus usuarios con gigantes tecnológicos como Microsoft, Amazon o Netflix de los que se habían dado a conocer hasta ahora, según informó hoy The New York Times.

Publicidad

El rotativo neoyorquino tuvo acceso a centenares de documentos internos de la compañía de Mark Zuckerberg que revelan cómo compartió los datos sin el consentimiento de los usuarios y generó así su modelo de negocio a través de la publicidad.

Facebook autorizó a Bing, el buscador de Microsoft, a ver todos los nombres de las amistades de los usuarios de Facebook.

A Netflix y a Spotify les permitió leer los mensajes privados de sus usuarios.

La red social también dio a Amazon acceso a los nombres de los usuarios e información de contacto y a Yahoo le permitió ver publicaciones de las amistades.

Publicidad

Algunas de estas prácticas ocurrieron al menos hasta los meses de verano, cuando salpicada por múltiples escándalos de privacidad, Facebook había dicho públicamente que ya no lo permitía.

En total, fueron unas 150 compañías, en su mayoría negocios tecnológicos, los que se beneficiaron de estos acuerdos para acceder a los datos de Facebook, que tiene 2.200 millones de usuarios.

Publicidad

El director de privacidad de Facebook, Steve Satterfield, dijo al rotativo neoyorquino que ninguno de estos acuerdos violó los acuerdos de privacidad o los compromisos con los reguladores federales.

A los diferentes escándalos de privacidad de Facebook que han socavado la imagen y reputación de la empresa, se suman la controversia que rodea a la red social por el uso de su plataforma difundir bulos y noticias falsas en procesos electorales con el objetivo de influir en los resultados.

En el caso concreto las elecciones presidenciales en EE.UU. de 2016, Facebook estimó que unos 10 millones de personas estuvieron expuestas a los más de 3.000 anuncios pagados por cuentas falsas supuestamente ligadas con Rusia.

Los acusados lo niegan

Por el momento, el Royal Bank of Canada (RBC) y Amazon han negado que hayan tenido acceso a los datos y mensajes privados enviados por usuarios de Facebook y desmintieron la información proporcionada por el diario The New York Times.

Publicidad

El banco canadiense negó en un comunicado difundido hoy haber tenido acceso a mensajes privados enviados por los usuarios de Facebook y señaló que «el uso de la plataforma de Facebook fue limitado al desarrollo de un servicio que permitió a los clientes a facilitar pagos a sus amigos en Facebook».

«No tuvimos la capacidad de ver los mensajes de los usuarios. Cancelamos el servicio en 2015 y nuestro acceso limitado, que fue utilizado estrictamente para permitir pagos a nuestros clientes, terminó en ese momento», se defendió el banco.

Amazon también se desmarcó del escándalo de privacidad de Facebook al asegurar que solo utiliza los datos proporcionados por esa red social para «habilitar las experiencias de Facebook» en sus productos.

«Amazon utiliza las API (interfaces de programación de aplicaciones) proporcionadas por Facebook para habilitar las experiencias de Facebook para nuestros productos. Por ejemplo, dar a los clientes la opción de sincronizar los contactos de Facebook en una tableta de Amazon», aseguró la compañía de comercio electrónico en un comunicado.

«Utilizamos la información -prosiguió- solo de acuerdo con nuestra política de privacidad».

Demanda de la Fiscalía de Washington

Por otro lado, la fiscalía general del Distrito de Columbia, en Washington, demandó hoy a la red social Facebook por el escándalo de Cambridge Analytica, la consultora que ofrecía datos de esta plataforma para influir en procesos electorales, según el diario The Washington Post.

Según este medio, es la primera vez que una autoridad estadounidense toma acciones judiciales contra Facebook por este caso, aunque la empresa ya fue multada en el Reino Unido con 500.000 libras.

El pasado marzo se reveló que la consultora británica Cambridge Analytica (que cerró en mayo a raíz de esta crisis) utilizó una aplicación para recopilar millones de datos de usuarios de Facebook, que se pudieron utilizar para influir en la campaña electoral del presidente de EEUU, Donald Trump, en 2016.

El periódico, que cita una fuente conocedora de la demanda, señala como probable que la querella se modifique para incluir nuevas alegaciones en relación a las políticas de privacidad de Facebook. Además, distintos estados de EEUU están investigando a la compañía en el mismo sentido.