El apagón de Fastly paraliza el mundo entero

Las principales webs del planeta quedaron ayer sin servicio

Caída de Fastly
Caída de FastlyM. Roselló

Ayer el mundo entero sintió la desagradable experiencia de no poder acceder a alguna de sus webs de referencia por un problema en la carga de la página. Sin hacer justicia a su nombre, Fastly, uno de los principales distribuidores de contenido online se caía durante algunas horas de la mañana de ayer, produciendo el caos general. El error en este servidor afectó a empresas tan importantes como Amazon, Google, Spotify, Twitch o Twitter.

Pero como es lógico, los problemas que ocurren en esta red no solo repercuten a nivel nacional. Durante varios minutos gran parte del mundo se paralizó. Entre los mayores afectados por este incidente estuvieron parte del continente asiático, varios epicentros de Estados Unidos, Canadá, Sudáfrica, Brasil, parte de Latinoamérica, Sudáfrica o India y las principales capitales europeas como París, Copenhague o Londres. Entre las cabeceras internacionales fueron víctimas del suceso «The Guardian», «The Times» o «Le Monde»

A nivel nacional también afectó a los principales grupos editoriales, como Unidad Editorial, Prisa o Prensa Ibérica, salvo el Grupo Planeta. En cambio, el grupo audiovisual de Atresmedia sí se vio afectado durante un tiempo.

La compañía (Fastly) advirtió justo antes del mediodía en España que estaba sufriendo algunos errores de rendimiento en una web dedicada a dar explicaciones del incidente. «Identificamos una configuración de servicio que desencadenó disrupciones a través de nuestros POPs (puntos de prensencia) globales y se ha solucionado. Nuestra red global está volviendo en línea», han explicado en Twitter. Superado el mediodía el proveedor de servicios de computación aseguraba a través de sus redes sociales haber identificado el fallo que ha dejado este martes a decenas de páginas web en todo el mundo sin servicio y haberlo resuelto: «nuestra red global vuelve a estar en línea». «Se ha identificado el problema y se ha aplicado una solución. Los clientes pueden experimentar una mayor carga de origen a medida que regresan los servicios globales», asegura la compañía en su web, que ha ido subiendo mensajes cada 10 minutos de las novedades.

Este último apagón digital a causa de Fastly vuelve a dejar en evidencia la fragilidad del mundo en el que vivimos, cómo un error en el sistema o un ciberataque puede dejar en jaque todo el sistema de comunicaciones, transporte e información del que depende la economía mundial. El boom de las aplicaciones y el uso del smartphone, como una extensión de nosotros mismos en el que almacenamos todo lo imprescindible, hacen que la dependencia de los gigantes tecnológicos sea cada vez más preocupante.

El fallo registrado este martes en la infraestructura del proveedor de servicios de computación Fastly, que ha dejado a decenas de páginas webs en todo el mundo bloqueadas, no es habitual y todo apunta a que ha sido un problema técnico; no hay indicios de que pueda estar relacionado con un ciberataque. Así lo ha señalado a Efe Hervé Lambert, responsable global del área de consumo de Panda Security, quien ha recalcado que no hay señales que apunten a que detrás de este episodio haya un ataque dirigido: «la comunicación por parte de la empresa ha sido buena y la forma en la que se ha comunicado difiere de lo que se suele hacer cuando una compañía sufre una intrusión de ciberdelincuentes». Si bien no hay indicios de que sea un ataque informático, este experto ha querido hacer una recomendación: hay que estar atentos a posibles campañas de «phishing» con un anzuelo relacionado con este tema.