Arturo Macías recibe el alta tras la grave cornada de Aguascalientes

El torero mexicano ya piensa en su reaparición en Tlaxcala el próximo 19 de mayo

Arturo Macías en Las Ventas
Arturo Macías en Las Ventas

El matador de toros, Arturo Macías, abandonó ayer el hospital tras el grave percance que sufría, mientras toreaba al segundo de su lote, el pasado viernes en Aguascalientes. Macías deja de esta forma la Torre Médica de la CMQ de Hospitales MAC de Aguascalientes para seguir recuperándose en su domicilio, donde al cabo de unos días de reposo podrá comenzar a realizar ejercicios de rehabilitación. Así lo ha confirmado el jefe de los servicios médicos de la Plaza de Toros Monumental de Aguascalientes, David Martínez, a su salida del hospital. Además, el doctor ha hecho hincapié en la importancia de la recuperación de las fibras musculares que se han abierto.

La cornada -con un orificio de entrada de 15 centímetros y tres trayectorias de 25, 15 y 15 centímetros en la cara posteromedial del muslo derecho- le obliga a cancelar su compromiso de mañana en el municipio de Tecámac (México). No obstante, el torero tiene ya la mirada puesta en su posible reaparición el próximo 19 de mayo en Tlaxcala, a pesar de que los doctores no creen que pueda recuperarse antes de un mes y medio.

Este es el percance número 30 del torero mexicano, que ha sufrido un total de 22 cornadas y 8 fracturas.