Cataluña apoya los tentaderos públicos en las Tierras del Ebro

Según la Generalitat, «no vulneran los aspectos contemplados en la normativa de protección de los animales»

La Consejería de Agricultura de la Generalitat de Cataluña ha afirmado que los tentaderos incruentos «no vulneran los aspectos contemplados en la normativa de protección de los animales y tampoco en la de bienestar animal». Por tanto, en las ganaderías de las comarcas del Ebro, podrán celebrarse este tipo de espectáculos sin críticas ni denuncias. Además, podrá el público asistir a los mismos.

Este tipo de festejos, además de formar parte de la temporada estival en el Corredor del Mediterráneo, suponen un reclamo turístico y, en consecuencia, una inyección económica importante para el territorio. A pesar de haber dicho «no» a las corridas de toros, el gobierno de Mas justifica en su dictamen afirmando que los toros no sufren ni reciben maltrato animal.

Los ganaderos que se dedican a ofrecer este tipo de prácticas taurinas y la Agrupación de Comisiones Taurinas de las Tierras del Ebro aseguran que este tipo de espectáculos son «legales y forman parte de las labores propias de una ganadería de toros bravos».