Fermín Rivera gana la partida a Talavante y Hermoso de Mendoza

El torero azteca corta dos orejas en Potosí por una cada en el caso de los españoles

El diestro mexicano Fermín Rivera, que «jugaba en casa», salió triunfador ayer en la Monumental El Paseo de San Luis Potosí tras cortar dos orejas al tercer toro de la tarde, premiado con el arrastre lento tras su muerte.

Abrió plaza el novillero Diego Sánchez que recogió la aplausos del respetable tras lidiar un novillo de Juan Pablo Llaguno. Los españoles Pablo Hermoso de Mendoza y Alejandro Talavante cosecharon un trofeo en sus lotes. El extremeño buscó el triunfo al solicitar un sobrero de regalo pero la faena quedó en ovación.

En la plaza de toros de San Luis Potosí (México), se lidiaron un novillo de Juan Pablo Llaguno (1º) y toros de Teófilo Gómez (2º y 5º), Jaral de Peñas (3º, 4º, 6º y 7º) y Montecristo (8º), desiguales de presentación y de juego. El tercero fue premiado con el arrastre lento. Diego Sánchez, silencio; Pablo Hermoso de Mendoza, silencio y oreja; Fermín Rivera, dos orejas y ovación; y Alejandro Talavante, oreja, silencio y ovación tras aviso en el de regalo. Lleno.