Jesús E. Colombo: «En Pamplona será una tarde de triunfar sí o sí»

El novillero venezolano debuta mañana en Pamplona ante una novillada de El Parralejo.

Jesús Enrique Colombo en foto de archivo

El novillero venezolano de 19 años, Jesús Enrique Colombo, hijo del torero Jesús Colombo, se enfrenta mañana a uno de los retos más importantes de su corta trayectoria.

El novillero venezolano de 19 años, Jesús Enrique Colombo, hijo del torero Jesús Colombo, se enfrenta mañana a uno de los retos más importantes de su corta trayectoria. Después de dejar grandes sensaciones en sus dos comparecencias de este año en Madrid, buscará hacer un buen debut en Pamplona, en una novillada de El Parralejo que abrirá el presente ciclo de San Fermín. Completarán la terna Javier Marín y Toñete.

- ¿Cómo valora su paso por San Isidro?

- La primera tarde fue un día muy importante para mí, dado que era el día de mi debut en Madrid. Además la repercusión mediática que genera Las Ventas y las cámaras de televisión, era una gran oportunidad para convertir un triunfo esa tarde en nuevos contratos. Salió todo bien aunque no cortase dos orejas, pero la tarde fue de cara y pude disfrutarla.

- Aun no cortando esas dos orejas, entró en la novillada de triunfadores ¿Cómo vivió esa tarde, un día después de la muerte de Iván Fandiño?

- Fue una tarde complicada, porque todos recordamos lo que puede llegar a ocurrir y a lo que te enfrentas. Para mí era una tarde todavía más crucial que la de San Isidro, dado que tenía que confirmar lo que ya había demostrado. Fue muy importante cortar esa oreja y fue un regreso a Madrid muy bonito

- ¿Cuáles son las ventajas de ser hijo de un torero?

- Tener un padre matador de toros te permite conocer desde el principio la verdad de este mundo. Para mí mi padre ha sido mi mayor referente y siempre me ha dicho lo que hago bien y lo que tengo que mejorar. Ojalá pueda conseguir durante mi carrera los sueños que él no pudo cumplir.

- ¿Madrid ha significado un antes y un después en su trayectoria?

- Yo llevaba dos años toreando en pueblos, sin pisar plazas importantes salvo Sevilla, en la que no tuve suerte. Esta temporada Madrid era clave y al final me ha permitido entrar en otras ferias importantes como Pamplona, en la que tendré que demostrar el toreo que quiero llegar a ser.

- ¿Qué recuerdo tiene de la escuela de Madrid?

- Fue una etapa muy corta, de un año, pero muy bonita a la vez y que significó un punto de inflexión en mi vocación. La enseñanza que recibí de los maestros me ayudó a dar el salto a convertirme en novillero con caballos.

- ¿Qué expectativas tiene de cara a debutar en unas horas en Pamplona?

- Mi deseo es triunfar por encima de todo, creo que todos vamos con ese mismo objetivo, pero yo más. Mañana es otra tarde tan importante como las de Madrid, de tirar la moneda y de triunfar sí o sí. Tengo que mantener el lugar que me he ganado. Para mí ir a Pamplona y triunfar allí es un sueño.

- ¿Hay especial competencia este año en el escalafón de novilleros?

- Siempre hay rivalidad. Mi objetivo es que sólo se hable de mí cuando entro en la plaza y creo que el torero siempre ha sido eso.

- ¿Cómo ve la situación que atraviesa su país (Venezuela)?

- Con toda la crisis política y económica que lo está azotando, la cuestión taurina queda de lado. No es momento de corridas de toros ni de nada. Los festejos taurinos han bajado hasta en un 90%. Sólo se han logrado mantener las ferias importantes. Ojalá todo se resuelva pronto y mis compañeros venezolanos y yo podamos ayudar a recuperar a la afición en nuestra tierra.

- Después de siete años en España, ¿cómo se ha sentido acogido?

Es como mi segundo país. Parece que nací aquí. Estoy muy contento de haber decidido venir. Cuando naces en América y tu sueño es ser torero, tus ilusiones pasan por triunfar en España. Nunca me llegué a imaginar todo lo bueno que me está pasando.

- ¿Cómo visiona el resto de la temporada?

- Se presenta un verano muy bonito e importante, torearé al rededor de treinta novilladas. Es un lujo ocupar este lugar y espero aprovecharlo.

- ¿Se ha planteado ya dar el paso de tomar la alternativa esta temporada?

- Sí, espero tomarla a finales de año, en ferias como Zaragoza o Nimes, pero dependerá de cómo vaya el resto de la temporada. Y si se pudiese pedir, me encantaría que me la diese el maestro Ponce, que ha abierto el camino a tantos otros.

- ¿Siente presión al enfrentarse este domingo por tercera vez a la exigencia de Las Ventas?

- No voy con ningún otro objetivo que el de salir a hombros. Necesito abrir esa puerta grande.

- Para quienes no le conozcan, ¿cómo definiría su toreo?

- Aunque suene a obviedad, me gusta torear bien, un toreo clásico que vaya acompañado con el cuerpo, pero no todos los toros lo permiten, y ahí es donde reside tu propia capacidad.

- ¿Se siente apoyado por las figuras?

- Entiendo que no regalen nada, a ellos también les ha costado mucho llegar al lugar que ocupan y yo estoy dispuesto a ganármelo por méritos propios, cueste lo que cueste.