Morante pasea dos orejas en Querétaro

Gran faena del sevillano, Adame pasea una oreja y Fausto firma una digna alternativa

Morante de la Puebla invirtió la mala fortuna que estaba acompañándole esta temporada en su campaña americana y se desquitó en la corrida nocturna celebrada ayer en el coso azteca de Querétaro al cortar las dos orejas de su segundo toro como recompensa a una faena de menos a más en la que mostró todo su repertorio y la personalidad de su toreo.

Una labor edificada gracias a la ligazón y el temple mostrado en el toreo fundamental, que tuvo continuidad en los remates, pura orfebrería marca de la casa. Torería en un trasteo que el presidente premió con los dos trofeos, pero al que el respetable protestó el segundo de ellos. Por este motivo, el de La Puebla del Río declinó salir a hombros al término del festejo.

Joselito Adame cortó una oreja del tercero, otro de los toros con calidad que sorteó el hierro de Montecristo, al que instrumentó una faena muy asentada. Rotunda. La demostración del buen momento que atraviesa y que sólo la espada logró alejar de la Puerta Grande.

No obstante, en el patio de cuadrillas, el nombre propio del día era Santiago Fausto. El azteca estaba en su día grande, el de la soñada alternativa. Cartel con figuras y ante su afición. El mexicano puso mucho de su parte, entrega y disposición sin concesiones, pero no tuvo suerte con su lote. Estuvo a la altura en ambos como también en el sobrero que regaló y a cuya muerte el tendido le premió con una cariñosa ovación.

En Querétaro (México), corrida de toros nocturna en la que se lidiaron tres toros de Montecristo (1º, 3º y 4º), dos más de Ordaz (2º y 6º), otro de Fernando de la Mora (5º bis) y un sobrero de regalo de Arroyo Zarco, premiado con el arrastre lento, fue el más destacado junto con 4º y 5º. Morante de la Puebla, silencio y dos orejas; Joselito Adame, oreja y vuelta al ruedo; y Santiago Fausto, que tomó la alternativa, silencio con dos avisos, silencio y palmas. Más de media entrada.