«No hay más interés que volver a disfrutar delante del toro»

Joselito regresará a los ruedos en la plaza gala de Istres el próximo 15 de junio

«Me tengo que preparar», admite el diestro, en la imagen, en una de sus últimas faenas

Al filo de las 8 nos llegaba la bomba. Así, de sopetón. Una convulsión para el mundo taurino. José Miguel Arroyo "Joselito"vuelve a los ruedos. De luces. Sólo por un día, pero nos sabe a gloria. A puro almíbar. Tajada grande para la afición. ¿La fecha? El domingo 15 de junio. Para apuntarlo y empezar a reservar hotel en Istres. Allí, en la coqueta y preciosa plaza francesa de El Palio, llegará uno de los grandes eventos de la temporada. Será el padrino de alternativa del novillero galo Cayetano Ortiz, Morante de la Puebla ejercerá de testigo.

El genio de La Puebla ha sido, precisamente, uno de los grandes y "benditos"culpables del fugaz retorno de Joselito. Toca remontarse algo menos de un año en el tiempo. El sevillano acababa de matar una corrida de El Tajo y La Reina, propiedad del madrileño. Tras la batalla en el ruedo, ambos compartieron mesa y mantel. "Me insistió Morante durante la cena, que por qué no me animaba, que era el escenario perfecto para torear juntos, para disfrutar los dos de luces...", explica Joselito a LA RAZÓN que reconoce que "al principio, no estaba muy por la labor".

"Era bastante reacio, ni me lo planteaba, porque no estoy preparado... De hecho, el resultado de todo esto es totalmente imprevisible", reconoce. Sin embargo, hace unas semanas, fueron Bernard Marsella y César Pérez, empresarios de Istres, los que insistieron al maestro madrileño. "Ambos son buenos amigos de toda la vida y me lo pidieron, porque les haría mucha ilusión que fuera el padrino de Cayetano Ortiz, al que apoderan... Tampoco pasa nada por torear una corrida", concluye convencido, pero seguro de que este festejo vestido de luces no es más que algo "anecdótico".

"No busco hacer temporada, ni hacer 15 o 20 paseíllos, ni cinco siquiera... Sólo torearé esta corrida, nada más, quiero subrayar que no hay más interés que disfrutar delante del toro y corresponder las peticiones de Morante, empresa y de la afición", confiesa tan "ilusionado"como una afición española que ayer tras conocer la noticia incluso le convirtió por unos instantes en trending topic en Twitter.

"Soy consciente de que la gente estaba deseando verme de nuevo en el ruedo, todos estos años me lo han demostrado y me han hecho llegar ese cariño en coloquios, en tentaderos, en las plazas... Me llena de satisfacción, porque, al final, el torero no es más que eso... un generador de ilusiones para el público", relata satisfecho.

"Sólo quiero disfrutar y hacer disfrutar a los aficionados, como siempre lo he hecho, me gustaría poder pegarle siete u ocho lances con el capote y cuajar otros quince o veinte con la muleta... Eso es lo que desearía, pero si no estuviera a la altura, no pasa nada, me meto para el callejón y listo que también es un gesto muy torero", reflexiona con esa sincera personalidad que caracteriza al mito madrileño.

Hasta junio, "aún quedan meses por delante y lógicamente me voy a preparar para esta corrida, a estas alturas no voy a cambiar mi forma de ser, no soy ningún inconsciente ni temerario que vaya a llegar de cualquier manera al patio de caballos de Istres". "Me prepararé en el campo y trabajaré físicamente, porque mi intención es competir con una figura del toreo y un joven prometedor que saldrá a por todas para buscar su sitio en el toreo", advirtió.

La última aparición de Joselito, flamante codirector de la Escuela Taurina de Madrid, cargo en el que se ha estrenado este invierno, se remonta a la Feria del Pilar de 2003, concretamente al 13 de octubre. Desde entonces, tan sólo algún festival o clase práctica con cuentagotas como la que realizó el pasado noviembre en la plaza madrileña de Moralzarzal junto a varios alumnos de las Escuelas.

Con la contratación de Joselito, Istres da un paso más en su consolidación dentro del calendario francés. Un escenario precioso, con una afición modélica, que cuida todo lo que rodea al toro, dentro y fuera de la plaza. No en vano, el duelo entre Joselito y Morante no será el único aliciente de un abono que constará de tres festejos. El diestro madrileño también estará presente como ganadero en el primero de los tres espectáculos, que contará nuevamente con Morante, además del debut de Enrique Ponce en este coso. Juan Bautista, triunfador en 2013 con indulto incluido, completará la terna. Mientras, el tercer cartel anunciará a Manuel Escribano, Joselito Adame y Paco Ureña -trío de toreros ávidos de triunfo-, frente a astados de La Quinta, encaste Santa Coloma.