Pablo Aguado: el clasicismo no pasa de moda

Oreja de peso para el sevillano, que dejó una faena de mucho empaque con una buena corrida de Alcurrucén.